La crisis, según un fanático del fútbol

0
64

Juan Pedro Gómez Marín es un administrativo que trabaja en una oficina de una empresa multinacional muy cerca de Madrid. Cobra 985 euros netos al mes, más dos pagas extras, de 1.099 euros netos, en los meses de junio y diciembre.

Juan Pedro Gómez Marín está casado y tiene un hijo que acaba de cumplir 1 año. Su mujer ha dejado de trabajar para poder cuidar de su retoño, ya que ambos nacieron en provincias y sus familias están demasiado lejos como para ayudarlos en su cuidado.

Por tanto, Juan Pedro Gómez Marín y su esposa tienen que hacer frente al pago de su hipoteca, de la financiación de su coche, de las tarjetas de crédito, de los gastos de comunidad, de los impuestos municipales,…, con un sólo sueldo que, ni siquiera, llega a los 1.000 euros netos mensuales.

Sin embargo, Juan Pedro Gómez Marín es un fanático del fútbol, y no se podía perder la final de la Eurocopa entre España y Alemania. Por ello, pagó 180 euros por una entrada, y 940 euros por un billete de avión. Además, no dudó en gastarse 113 euros en comida y alcohol durante su estancia en Viena.

No le importó que a su vuelta a España tuviera que hacer malabarismos financieros para hacer frente a sus deudas, o que su hijo este mes tampoco pudiera estrenar un traje nuevo, no, no le importó porque España, después de 44 años, se había proclamado Campeón de Europa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here