Sociopolítica

Cansados de Descansar

Crónicas del Sur de América

El gran Libertador José de San Martín, artífice de las independencias de Argentina, Perú y Chile no falleció, como la historia lo dice, un 17 de Agosto, sino durante un oscuro lunes sin fecha, probablemente el tercer lunes del octavo mes de 1850.

Rodrigo de Triana tampoo gritó “tierra” un 12 de Octubre como los imperialistas dicen en sus historias, no, el marinero de La Pinta divisó tierras americanas por primera vez también un nebuloso lunes de 1492.

Como fieles seguidores de la historia, el actual gobierno argentino decretó feriado el 18 de agosto, lunes, y el 13 de octubre, también lunes, se decidió fuera la fecha en que los exploradores españoles avistaron por primera vez estas tierras.

La teoría oficial es que estas fechas se mueven al primer lunes posterior a ellas para fomentar el turismo creando fines de semana de 3 días, esperando que alguien se tome libre el viernes anterior, generando ocupación hotelera por cuatro días, sin mencionar los peajes en rutas, pasajes, espectáculos y demás.

Como plan a corto plazo sirve, porque el estado recauda, unos pocos recaudan y el grueso de la población obnubilada con la idea de no trabajar gasta, gasta y gasta, incluso endeudándose con algunas agencias de turismo.

Pero, lo que este plan realmente genera es el deambular adolescente y la pérdida de clases en uno de los países con menos días de clases en la tierra (la Educación Media argentina tiene libres dos semanas en julio, todo diciembre, enero y febrero, más feriados y los obligados días de paro docente, más los días de capacitación docente y la nueva modalidad de escuelas tomadas por alumnos, amenazas de bomba por alumnos que obligan a evacuar escuelas), lo que sumado a los fines de semana dejan alrededor de 160 días de clases, es decir, 205 (o 206) de descanso.

Un chico que pierde clases pierde, obligadamente, educación, y un chico que no está educado es fácil de convencer con consignas y promesas vacías sin sentido, de origen populista y que van en contra de los derechos más básicos del ser humano, pero como todo en este Gobierno, incluso eso está mal pensado.

La educación en la Argentina se ha vuelto un chiste, una broma de mal gusto destinada a tansmitir la versión oficial de la historia, donde hay malos, malísimos, generalmente con uniformes, y buenos, buenísimos, que se enfrentaban a esos malos en pos de un mundo más justo, etc, etc, etc…

Goebbels mismo decía “miente, miente, que algo quedará”, y así está la historia oficial Argentina, donde lloran y hacen juicios (que cobran) por 30.000 desaparecidos, cuando las propias listas del Estado reconocen cerca de 8.900, verdad a medias que ningún estudiante medio se cuestiona ni cuestiona la única versión de lo que se les cuenta… así que mientras menos clases tengan los párvulos, más tiempo pasarán en Internet, donde pueden caer en u artículo como este que les diga algo que el colegio les niega.

Mi conclusión: la educación, como todo en la Argentina, funciona atado con alambre y pegado con agua y tierra. Hay alumnos excepcionales que funcionan a pesar del sistema y un grueso de mediocres sin mayores aspiraciones que las de un feriado para el día o noche anterior embriagarse hasta perder la conciencia.

La juventud argentina tiene un prospecto oscuro, para nada alentador, que le sirve al estado central y a sus mentiras que lo ayudarán a perpetuarse en el poder mientras la sociedad se desangra internamente por luchas fogoneadas desde las sombras por aquellos que no pueden abandonar el poder que han obtenido.

Para progresar, hace falta educación, y un gobierno que por todos los medios quita días de clase naturalmente lo que menos quiere es que sus gobernados progresen.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario