Sociopolítica

Hay fotos y fotos

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                

     El cinismo de la derecha y de su entorno mediático no tiene límites. A raíz de las declaraciones de José María Aznar, ratificando, una vez más, que no se arrepiente de la foto de las Azores, lo  que ha suscitado fuertes críticas en distintos medios de comunicación, su carcunda mediática ha salido defendiendo las palabras del ex presidente y para contrarrestarlas ha sacado a la palestra la foto de Felipe González en su comparecencia ante el Tribunal Supremo por el caso GAL.

      Si antes he dicho lo del cinismo, lo he dicho fundamentándome en un hecho incuestionable: cuando surgieron y actuaron los GAL, la derecha,  la extrema derecha y sus medios de comunicación afines, ahí están las hemerotecas, aplaudían a ese grupo hasta con las orejas. Todos tuvimos ocasión de ver y oír como en nuestros pueblos y ciudades se manifestaba verbalmente toda esa derecha a favor de los GAL y reconociendo sus actuaciones como si de algo normal se tratara. Ahora nos salen comparando fotos y hechos. Evidentemente, hasta hora, no existe ninguna foto de Aznar ante ningún tribunal de justicia, pero ello no quiere decir que esto sea así por falta de motivos, en mi opinión Aznar también debió comparecer ante los tribunales de justicia por meternos en una guerra ilegal, la de Iraq, y haciendo caso omiso de los aspectos legales que regulan las causas y las normas para que España entre en guerra contra quien sea, también, en mi opinión, debió comparecer antes los tribunales por los hechos que se dieron posteriormente como consecuencia de la entrada en dicha guerra: el luctuoso 11-M.

    Cuando uno lee lo que dicen los medios de comunicación afectos a la derecha suele sentir un sentimiento de indignación y de tristeza cuando observa como esos medios desprecian a los miles de muertos inocentes que costó y está costando esa guerra intentando justificar lo injustificable diciendo que esa guerra ha traído la democracia a Iraq. Que se sepa, hasta el momento presente, la guerra de Iraq no ha traído más que muerte y desolación y riqueza para los que se están aprovechando de su petróleo. Hay fotos y fotos y hay profesionalidad, dignidad y vergüenza o no la hay. Estos últimos se ponen en evidencia cuando afirman que Aznar intentó situar a España en primera línea. Si estar en primera línea es apoyar el inicio de una guerra para que un país, EEUU, mejore económicamente gracias al botín de guerra que supone el petróleo iraquí, prefiero que mi país sea el último de la fila.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario