Sociopolítica

Derechos en el Socialismo del Siglo XXI Latinoamericano

La Human Rights Watch (Vigilancia de los Derechos Humanos) es una organización sin ánimo de lucro dedicada a revisar de forma imparcial, la situación de los derechos humanos en múltiples naciones, tanto desarrolladas como en desarrollo.

Acaban de sacar el informe referente a Venezuela y sus 10 años de Socialismo del Siglo XXI y Chávez, cómo no podía ser de otra manera, en lugar de aceptar la crítica para procurar poner remedio a los terribles atropellos que su gobierno realiza contra los derechos más fundamentales de los Venezolanos, ha decidido expulsar al autor del informe.

Es un informe de 273 páginas, que todavía no termino de leer, y que intuyo que Chávez no ha leído, de dónde extraigo los siguientes párrafos. Creo que es un documento que deberíamos repasar con cuidado para ir anticipando el futuro de Nuestro amado Ecuador, en caso de consumarse la infamia con una victoria del Si el 28 de Septiembre:

La Constitución de 1999 creó un nuevo Tribunal Supremo con la intención de garantizar su integridad e independencia. Sin embargo, en 2004, Chávez firmó una ley que hizo posible que sus partidarios en la Asamblea Nacional depuraran al máximo tribunal y nombraran a sus aliados, modificando significativamente su composición a favor del gobierno. La coalición gobernante utilizó esta ley para designar magistrados afines cubriendo las 12 nuevas vacantes (en un tribunal que antes tenía 20 miembros) con aliados políticos. Este nuevo Tribunal Supremo de Justicia posteriormente destituyó y designó a cientos de jueces de los tribunales inferiores.

Desde que se modificó significativamente la composición del Tribunal Supremo a favor del gobierno, el máximo tribunal ha respondido a las medidas del gobierno que amenazan los derechos fundamentales, en general, con pasividad y aquiescencia.”

Me resulta familiar… ¿dónde he escuchado yo esto de depurar el máximo Tribunal y nombrar aliados…? ¿partidocracia? Si, sin duda, pero ¿dónde más? Ah, claro, ¡Dedocracia Aliancista!

“El gobierno del Presidente Chávez ha tolerado, alentado y participado en una amplia variedad de actos discriminatorios contra opositores políticos y críticos…
• Despedido a opositores políticos de algunas instituciones estatales y de la compañía petrolera estatal y puesto sus nombres en listas negras;
• Negado a algunos ciudadanos el acceso a programas sociales como consecuencia de sus opiniones políticas; y
• Discriminado contra los medios de comunicación, los sindicatos y las organizaciones de la sociedad civil en respuesta a sus críticas o a su actividad política.”

Esto seguro que nunca pasará con nuestros angelicales y tolerantes mandamases. No tenemos de qué preocuparnos. Como tampoco pasará esto:

“Chávez asumió la presidencia, en parte, gracias a la promesa de liberar a Venezuela de sus arraigados patrones de exclusión política. Sin embargo, si bien su gobierno logró eliminar los patrones existentes, los ha reemplazado con nuevas formas de discriminación contra sus críticos y opositores.”

Ahora, sigamos con una muestra de cómo sus declaraciones de buenas intenciones Constitucionales cuelgan en suaves rollos de papel en el Excusado de Miraflores:

“Human Rights Watch recomienda que la legislatura venezolana derogue todas las leyes existentes que infringen el derecho internacional sobre libertad de expresión, incluidas las leyes “de desacato”, las leyes que penalizan la difamación de funcionarios públicos e instituciones, y las disposiciones excesivamente amplias sobre “incitación” incluidas en sus normas sobre difusión de radio y televisión. También debería dictar leyes para garantizar efectivamente y sin discriminación el derecho constitucional de acceso a la información.

Se van incluso en contra de los TRABAJADORES (esa base obrera a la cual decían defender de los sucios explotadores empresariales). En el capítulo 5 del Informe se documenta de qué forma el gobierno de Chávez ha:

“Mediante la violación sistemática del derecho de libertad sindical de los trabajadores, el gobierno de Chávez ha perjudicado a los sindicatos existentes y ha favorecido a nuevos sindicatos paralelos que apoyan su agenda política. Por ejemplo, les ha negado a sindicatos existentes el derecho de negociación colectiva hasta que celebren elecciones reconocidas por el estado, las cuales las autoridades electorales demoran e incluso suspenden. Mientras tanto, el gobierno negocia con nuevos sindicatos afines a Chávez, que se encuentran exentos de los requisitos electorales. Ha despedido e incluido en listas negras a miles de trabajadores de la compañía petrolera estatal que participaron en una huelga legítima.”

Parece que el “sindicalismo si, siempre que sea del sindicato del Gobierno…” Que hermoso canto a la libertad del obrero oprimido.

Como resumen final, describiendo el curioso concepto de democracia Chavista se concluye lo siguiente:

“Los ciudadanos de un país no pueden participar en la política de manera plena y equitativa cuando sus derechos a la libertad de expresión y asociación están en peligro. Asegurar el ejercicio de estos derechos esenciales requiere más que garantías constitucionales y discurso político. Hacen falta instituciones que sean capaces de hacer frente y terminar con prácticas estatales abusivas.”

¿Les suena de algo?

Resulta curioso cómo suelen ser en estos Estados de Derechos que llenan las páginas de las Constituciones de declaratorias sobre todo tipo de imaginativos derechos fundamentales, los que los violan de forma más desvergonzada y atroz, con el agravante de que encima tenemos que poner buena cara y reírles las gracias, requisito indispensable junto con vivir de rodillas, para poder acceder al goce y disfrute de nuestros cuantiosos e inalcanzables derechos.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario