Sociopolítica

Hay dinero. Hambre también

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

               

     Ahora resulta que en este desbaratado mundo hay reservas de dinero, pero esas reservas están ahí para cuando sea necesario ayudar a los ricos.

     La salvajada de millones -700.000- que con cargo a la Reserva Federal USA, ha aprobado liberar el Senado norteamericano y la Cámara de Representantes para salvar a algunos de sus bancos hace bueno aquello que dice que “el dinero va a donde hay dinero”. Desde mi modesta condición de ciudadano de a pie a mi se me ocurre que ese dinero se lo podían haber dado a esos que no pueden pagar sus hipotecas para que estos a su vez pagaran sus obligaciones hipotecarias a los bancos con lo cual los bancos “hacen” caja y por tanto no tendría la Reserva Federal que quedar a la expensa de que los bancos le devuelvan el dinero que ahora se les ha “prestado”. Por que ¿alguien cree que los bancos van a devolver ese dinero a la institución prestamista? Eso no se lo cree ni el que asó la manteca. Los bancos siempre argumentaran que si devuelven esos préstamos su situación empeorará. Sabido es que a los bancos todos los beneficios, por altos que estos sean, les parecen pocos.

    Pero aquí ha aflorado algo que en el fondo todos teníamos, y tenemos, muy claro: Que hay dinero. Que hay dinero y que hay hambre y que con ese dinero, que se ha demostrado que hay, se pueden evitar muchas hambrunas y muchas muertes por inanición. Todos los países y en especial en los EEUU, luchan contra la inmigración ilegal, contra aquellos que huyen de la miseria y del hambre. Inmigrantes que en la mayoría de los casos provienen de países cuya riquezas naturales han sido expoliadas, y siguen siéndolo, por los países ricos, pero esos países solo miran por su bienestar y después de robarle a los países pobres, pobres en cultura y formación pero no en recursos naturales, dan la impresión de que lo que en el fondo desean es que la gente se muera de hambre y les deje las manos libres para poder seguir con el expolio sin que nadie pueda ejercer su protesta y reclamar lo que es suyo.

      Lo que hemos visto, la aprobación por parte del Senado de los EEUU de dar tanto dinero a los ricos, es de verdadera vergüenza. Aunque alguien me puede decir que la vergüenza de los gobernantes de los países ricos está intacta y está entera, es verdad, lo está, pero lo está por que no la utilizan.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario