Sarkozy, la silla para ti

0
161

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

No se si lo habrá, pero si existiera el que todos los meses se premiara a la mejor noticia periodística del mes, en la correspondiente al pasado mes de octubre habría que repartir el premio entre las dos que yo considero que han sido las mejores. La primera de ellas fue la que puso de manifiesto el «toqueteo» del presidente francés Nicolás Sarkozy a Ángela Merkel. La segunda es  la noticia publicada en el prestigioso diario francés Le Figaro, que nos dice que Nicolás Sarkozy cederá a Zapatero el asiento de Francia en la cumbre financiera mundial. Cuando leí esta última pensé: Otro bulo como el del «toqueteo».

Y espero y deseo que sea un bulo, a la hora de escribir este comentario aún puede que lo sea, por que caso contrario habría que agradecerle a Sarkozy el «detalle» pero antes habría que preguntarle si se trataba de un «apoyo» o de un «apollo». Si la oferta es cierta es todo un detalle del presidente francés, pero el detalle, si lo es, tiene más de una lectura, una de ellas puede ser si se trata de dignificar a España, y principalmente a su jefe de Gobierno, y otra puede ser si lo que se pretende es hurgar más en esa herida que Bush nos ha causado a los españoles en nuestra dignidad y hacernos caer en un situación ridícula, sonrojante, grotesca y, sobre todo, maquiavélica.

Uno, como yo,  que en cierto modo le gusta cuidar hasta el más mínimo detalle, ya anda preocupado si en el rótulo que se pone en la mesa delante del representante de cada país, va a figurar el nombre de España o el de Francia, el de Zapatero o el de Sarkozy. Eso en caso de que decidan dar el «espectáculo». Y digo esto por que la silla corresponde a Francia, lo que ocurre es que Sarkozy por su condición de presidente de la Unión Europea ocupará un lugar distinto en el «cónclave» financiero, y la silla queda vacía. Esto es algo parecido a aquel jovenzuelo que le cede el asiento en el autobús a una señora o a una persona entrada en años. Se puede comparar, pero en el caso del autobús nadie hace el ridículo y en lo de la silla de Francia sí.

Lema para una pancarta: «Sarkozy, la silla para ti».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here