Sociopolítica

Los hay con suerte

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

               

    Parece ser que Ángel Acebes, quiere ir encauzando su futuro por caminos distintos a los de la política, ya que por lo que se ve, Rajoy cuenta bastante poco, nada, con él a pesar del papelón que le tocó desempeñar, aunque creo que lo hizo muy a gusto, de mostrar de forma reiterativa el lado duro de la derecha.

    Recientemente, la Comisión del Estatuto del Diputado le ha autorizado a ejercer su profesión de abogado, haciéndola compatible con su mandato de Diputado. Está claro que para otro que no estuviera en el caso de Acebes, le supondría un duro comienzo, ya que no se trata de colocar una plaquita en la entrada del domicilio donde tuviera instalado su bufete y “aquí me las traigan”. La realidad de los comienzos es muy dura. Un recién licenciado en derecho, puede serlo también en medicina o en cualquier otra actividad profesional  independiente, no puede abrir un bufete o una consulta así por las buenas y esperar a verlas venir. En primer lugar debe contar con medios económicos suficientes para poder comprar o pagar el alquiler del local en el que instale su despacho profesional y los demás gastos inherentes al local así como para pagar las mensualidades de la persona, o personas, que le asistan como auxiliares. Es evidente que el reciente llegado tiene que comer, vestirse y tener algún dinero para sufragar los gastos corrientes, los más necesarios e imprescindibles, y para eso hace falta dinero, dinero que un recién salido de la Universidad no tiene a no ser que sea hijo de un papá rico que le mantenga y le costee los gastos del bufete y sus gastos personales hasta que arranque y se pueda valer por si mismo; si no es así, el novato las va a pasar muy canutas.

    Pero este no es el caso de Acebes. Acebes tiene al papá Estado para poder aguantar el tirón hasta que el bufete origine los suficientes ingresos que le permitan funcionar por sus propios medios. Acebes cuenta con su sueldo de diputado, un salario bruto de casi 60.000 euros anuales. Creo que esto es dinero suficiente para poder ir cubriendo gastos, puede que no en su totalidad ya que ello depende de la entidad y el volumen que quiera darle a su actividad profesional, pero ya quisieran otros, en su caso, poder contar con esos casi 60.000 euros anuales para empezar. Acebes va a tener la enorme suerte de contar con dos puestos de trabajo mientras otros muchos licenciados están en la lista de los que buscan un primer empleo. Los hay con suerte.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario