El ventilador

0
152

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                

     Estoy seguro de que son muchos los españoles que se preguntan que cuando será el día en que llegado el momento de que se produzca algún hecho escandaloso en el cual se puedan ver involucrados tanto cargos públicos, cargos orgánicos o simples militantes del PP, la derecha no ponga el ventilador en marcha y levante una polvareda que impida a los demás ver hasta que punto pueden estar metidos estos cargos en un posible escándalo.

    En la comparecencia en los juzgados del ex ministro y ex secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos, para que manifestara si él tenía algo que ver con aquel mensaje lanzado por móvil que, según los demandantes, causó serias dificultades financieras a la empresa Sacyr-Vallehermoso, este no se limitó simplemente a negar que él fuera el autor de dicho mensaje sino que, según informa El Plural, declaró ante los medios de comunicación, que la denuncia es «un ejercicio de cinismo para sustentar una cortina de humo y desviar la atención de los problemas» que tiene la compañía. Esto es algo que no se comprende muy bien. Yo creo que Álvarez Cascos, con haberse limitado a negar la autoría bastaba. Lo demás sobra todo y no beneficia ni al propio Cascos. Esto lo único que provoca es que se planteen muchas hipótesis en pro y en contra de los implicados, tanto de la parte actora como de la demandada.

    Recientemente la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Alicante, Cristina Costa, ha decidido trasladar al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana el «caso Mercalicante» al hallar indicios de delito en la actuación del ex alcalde de Alicante, Luís Díaz Alperi, hoy diputado autonómico del PP y por tanto aforado. Mercalicante es una empresa municipal en la que en 2002 se produjo un desfalco de 6 millones de euros.

     En el PP han puesto el grito en el cielo y su secretario general en la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, ha llegado a cuestionar la actuación del fiscal diciendo, según el diario Información,  que le resultaba «curioso» que «sea ahora cuando Briones -el fiscal- después de varios escándalos de corrupción del PSPV en ayuntamientos de la Vega Baja emita este informe». Una vez más enchufan el ventilador para crear una cortina de polvo en un intento por ocultar posibles y presuntas actuaciones irregulares de alguno de sus cargos. Efectivamente en la Vega Baja alicantina y más concretamente en el municipio de Bigastro, un alcalde socialista ha ingresado en prisión por presuntos hechos irregulares ocurridos a lo largo de su mandato. El PSOE podía muy bien haber puesto en marcha el ventilador y haberse ocultado tras las diversas detenciones de alcaldes del PP en la vecina Región de Murcia, pero no lo ha hecho. Los socialistas se han limitado de inmediato a dar de baja como militante al  ex cargo público encarcelado. Esto es lo que deberían hacer en el PP.

    Cuando alguien enchufa un ventilador intentando crear una falsa tormenta de arena hasta el extremo de que nadie pueda ver nada, es que muy probablemente intenta ocultar algo que le pueda perjudicar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here