Discriminación

5
175

 

Discriminación
Dr. Martin Luther King

Belisario Rodríguez Garibaldo

Jurista, Periodista, Sociólogo, Analista Político, Profesor y Escritor.

E-mail: brodgari@hotmail.com

Web: http://www.pa/secciones/escritores/rodriguez_belisario.html

 

Estados Unidos es un ejemplo de imparcialidad en la justicia. Si un negro, deportista y actor, OJ Simpson, es juzgado por sospechoso de matar a su esposa blanca y modelo, Nicole Brown,  y a su amante blanco, Ronald Goldman, el juicio demora varios años, mientras el sospechoso OJ Simpson esta en una celda pequeña en prisión, pero cuando se realiza el juicio el jurado lo encuentra no culpable por falta de pruebas y probables prejuicios raciales contra él. OJ Simpson intenta por años recuperar su vida, sigue dedicado a la actuación y el periodismo deportivo, pero años después va a un Hotel, donde siempre esta lleno de blancos, donde un negro siempre es el maletero o el seguridad, donde al hospedarse se siente discriminado y vigilado, a pesar de ser una figura publica, sin embargo se sorprende de ver en los locales comerciales de ventas en la recepción del Hotel, varios souvenir con su marca y nombre comercial como legendaria estrella deportiva; al enterarse que son adquiridos por compras diversas para ser revendidos a mayores precios a turistas, sin los debidos pagos de regalías que reconozcan sus derechos de marca y nombre, se enoja y pierde los estribos, intenta llevarse los objetos que siente son suyos y que es estafado, pero ahora lo condenan por secuestro de personas, robo a mano armada y otros cargos penales. Incluso se quiere revisar y apelar a la sentencia anterior de no culpable por la muerte de su ex esposa y amante, para ver si le pueden sumar las condenas a mas de 30 años de cárcel. Al final es solo un negro, que ha tenido relativo éxito en una sociedad dominada por blancos. 

           

En Estados Unidos cuatro policías de patrulla ven a un negro conduciendo un lujoso automóvil en una zona exclusiva de blancos, deducen que es sospechoso, lo detiene y al verlo nervioso preguntando el motivo de su detención, lo tiran al suelo, le dan una salvaje golpiza en plena calle al ciudadano negro Rodney King, pero sin saber que eran filmados por un videoaficionado, y luego visto por televisión. El fallo de absolución de un jurado mayoritariamente blanco, absuelve a los policías, lo que genera las mas fuertes disturbios raciales de negros en la ciudad de Los Ángeles, a final del siglo 20 (en 1992), con muertos, heridos, detenidos, saqueos comerciales, daños y perdidas millonarias. El golpeado negro Rodney King, que estuvo en coma en el hospital, es solo un negro, los policías blancos cumplían con su deber de abuso de fuerza, para proteger a una zona blanca.

 

El escritor panameño Joaquín Beleño, en la novela ‘Gamboa Road Gang’ narra la época de la zona del Canal de Panamá, en donde había un gobernador norteamericano, policías y jueces norteamericanos, barrios norteamericanos, bases militares norteamericanas, comercios norteamericanos, con salarios para blancos (gold roll) y salarios para negros (silver roll), etc. Un negro panameño, jornalero en la Zona, es arrestado. El había tenido amoríos con una mujer blanca norteamericana casada con un soldado norteamericano. Para los ‘zoneitas’ era de suponer que la había violado, fue juzgado y condenado, gracias al silencio incriminador de su amante, que no quería aceptar el amorío, por vergüenza social. El negro panameño es condenado a cadena perpetua de trabajos forzados en la cárcel norteamericana de Gamboa. La novela narra toda la vida triste y opresiva de la mayoría de prisioneros panameños y afro-americanos en una cárcel norteamericana en territorio ‘soberano’ de Panamá, en la Zona del Canal. Joaquín Beleño aseguro siempre que su novela se basa en hechos de la vida real, narrados con gran destreza literaria. Ahora la Zona del Canal de Panamá, gracias a los Tratados Torrijos-Carter y la lucha generacional de panameños por la plena soberanía, se convirtió en el año 2000 en territorio soberano de Panamá e integrado al desarrollo nacional.   

 

En Estados Unidos ya no existe oficialmente la segregación racial, que genero la lucha por los derechos civiles de los afro-americanos, con la muerte del Dr. Martín Luther King y el predicador musulmán Malcom X. Ahora un afro-americano es electo presidente de Estados Unidos, el abogado demócrata Barack Obama, nuevo inquilino de la Casa Blanca desde 2009, sin embargo el racismo y la tensión racial pervive en la sociedad norteamericana. El presidente Barack Obama enfrentará a toda una oposición republicana, que ha protagonizado un papel activo desde el poder institucional neoconservador de los gobiernos de Ronald Reagan, George Bush Sr. y George Bush Jr, con el apoyo del sector industrial, energético y militar. Recordemos que durante el gobierno de Ronald Reagan, Estados Unidos (e Israel) fueron los únicos países del mundo que se negaron a condenar por sanciones de Naciones Unidas al régimen sudafricano de segregación racial, que mantuvo 30 años en una cárcel de Sudáfrica al prisionero político Nelson Mandela. Sin embargo durante la década de los 90 en Estado Unidos se cambio temporalmente de visión política con el gobierno demócrata de Bill Clinton. En Sudáfrica los blancos del Partido Nacional, con el poder absoluto durante todo el siglo 20, llegaron a un acuerdo con los negros del partido del Congreso Nacional Africano. Entendieron que no era sostenible ni posible mantener un poder eterno de segregación racial donde solo dos millones de blancos gobernaran a 20 millones de negros, sin que la violencia se desbordase. El acuerdo hacia una transición democrática pacifica empezó por compartir el poder político, llamar a elecciones libres y liberar a los presos políticos, entre ellos al anciano Nelson Mándela, quien fue electo presidente de Sudáfrica.

 

El gobierno demócrata de Bill Clinton ayudo a nivel internacional para lograr la paz en varios conflictos mundiales (Ruanda, Yugoslavia, etc), sobre todo al acuerdo de paz entre el palestino Yasser Arafat y el israelí Isaac Rabin, quien fue asesinado por un ultraderechista ortodoxo judío, contrario al acuerdo de paz. Sin embargo a algunos todavía les cuesta comprender que el fascismo esta vivo, nunca ha muerto, que aquel digno tribunal de Nüremberg que juzgo a criminales de guerra nazis, solo dio por muerta a la `bestia negra’ del nazismo (así llamada por el oscuro color de la cruz svástica del nazismo y la bestial discriminación de sus crímenes), sin embargo el fascismo resucita cada tiempo como el ave fénix, cuando existe en el mundo una falta de tolerancia, igualdad y libertad, con la existencia injusta de la discriminación de razas, de ideas, de naciones, de géneros, de clases, etc, cuando los seres humanos de bien les permitimos por omisión que ocurra las injusticias si las mismas no parecen momentáneamente dirigida contra nosotros, tal cual dijera el mártir y prócer hindú Mahatma Gandhi: ‘el mal triunfa por el silencio de la gente buena’. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here