Azoteas de la riqueza

0
138

POR DANIEL SENOVILLA BAUTISTA.

Los españoles que han invertido a tiempo en empresas energéticas, en bancos y en empresas de servicios mantienen una posición más estable en el ranking de las grandes fortunas.

Los dueños de las constructoras más importantes de España se desploman en el ranking de personas más ricas del país, mientras ganan fuerza los empresarios dedicados al sector de servicios. Pese a que sus fortunas alcancen los miles de millones de euros, sus pérdidas también son cuantiosas. Todos estamos indefensos ante la crisis, aunque algunos tienen más que perder que otros.

Los ricos españoles cuentan con menos dinero que en años anteriores, según medios del país. En el 2007 las 50 personas con más dinero en la Bolsa rondaban los 100.000 millones de euros. En la actualidad esa cifra es de 46.000 millones. Los ricos son menos ricos, aunque no dejan de serlo.

Entre los cien españoles con más dinero encontramos catorce mujeres y diecisiete caras nuevas. Luis Areces, el dueño de El Corte Inglés, es el más veterano con 96 años. José Luis Bartibás: dedicado a las nuevas tecnologías, la hostelería y la energía renovable, es el más joven del ranking. El mayor fracaso económico del 2008 se lo lleva Román Sanahuja que pasa de la sexta posición a la desaparición. Metrovacesa, la inmobiliaria de Sanahuja ha contraído una deuda de 7.000 millones y su fortuna es historia.

Pese a las pérdidas Amancio Ortega se mantiene como número uno. El dueño de Inditex posee una fortuna total que ronda los 20.000 millones. Tras su éxito en el mercado textil, el empresario expandió el negocio más allá de nuestras fronteras y a otros sectores. Varios hoteles en América han sido la principal inversión de Ortega. El dueño de empresas como Zara o Máximo Dutti cuenta con la mitad de lo que poseía el año pasado, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

En la clasificación de los más adinerados siguen a Amancio Ortega otros empresarios con su capital divido en varias sociedades. Desde el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino a las hermanas Koplowitz, sin perder de vista a otras personalidades como Florentino Pérez o Emilio Botín. Todos tienen un denominador común: el ladrillo.

El descenso de inversiones en la construcción y la quiebra de numerosas promotoras, ha sido el efecto del estallido de la burbuja inmobiliaria. Empresas como ACS, OHL o Sacyr han visto reducido su capital e incluso registran deudas millonarias. Con este descenso sus accionistas ven como sus participaciones se han devaluado y con ellas sus fortunas. Este es el caso de Villar Mir o Manuel Manrique. La solución al declive de la construcción la han encontrado muchos en la inversión en empresas energéticas, bancos y servicios, aunque para algunos ha sido demasiado tarde.

Manuel Jove fue uno de los pocos que supo ver el desastre a tiempo. El ex presidente de Fadesa vendió la constructora en 2004, cuando alcanzó su máximo valor y se dedicó a la adquisición de acciones en otros sectores. Jove tiene en su haber un 5% del BBVA así como participaciones en empresas de moda, restauración y nuevas tecnologías. Con más de 3.000 millones, se ha sabido mantener con el viento en contra gracias a su intuición.

Otros empresarios de la lista tienen que agradecer a sus antecesores su buena posición económica. Es el caso de Joseph María Ferrer, presidente de Catalana Occidente. Con sus aseguradoras a la cabeza, Joseph María tiene inversiones tan glamurosas como la estación de esquí Baqueira Beret. Otros casos de grandes herederos son los hermanos March. Juan y Carlos March poseen la única entidad financiera familiar que en la actualidad existe en España. Pueden presumir de ser de los pocos bancos que han cubierto con creces su ratio de morosidad en los tiempos que corren.

El dinero español se encuentra distribuido en los mismos sectores de las últimas décadas. La construcción, las energéticas y los bancos se mantienen como destino preferido de los grandes inversores, pese a las pérdidas actuales. La alternativa son los dueños de empresas como Rovi dedicada a la farmacia o el grupo SOS, dedicado a la alimentación. Ambos presidentes también aparecen en el listado. Tampoco podemos dejar de lado a los magnates de la comunicación o a la conocida Duquesa de Alba como los más ricos del país.

Daniel Senovilla Bautista

Periodista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here