Sociopolítica

Política

No sé si vale la pena meterse en política tal y como están las cosas ,al menos mientras la clase política no se regenere un poco y no se tomen las cosas un poco más en serio, dejen de comportarse como colegiales rabiosos, los políticos profesionales seguirán sufriendo su desprestigio continuo y conectando menos con la ciudadanía ,la cual no se siente identificada con sus representantes o quienes dicen serlo que se enzarzan en discusiones estériles que llenan paginas de periódico y horas en radio y televisión.

Tal y como están las cosas la gente se va alejando de los partidos políticos que cada día se parecen más a una secta donde el líder es un personaje que marca el camino a seguir y los demás compañeros asienten sumisos, mientras unos pocos de la cúpula del partido deciden todo y la base no pinta nada, si a caso es silente, sumisa y dócil, se le moviliza en ciertas ocasiones y poco más.

Los partidos son esos sitios donde unos hablan, otros aplauden y la base paga la cuota pero jamás decide nada, todo se basa en la fe y la obediencia ciega a unos principios que se supone son el eje central de dicho grupo.

Está prohibido disentir de lo que dice el líder ,pensar a veces sale caro incluso dentro de la propia organización ,todo es un círculo cerrado donde ,no hay lugar para el debate ,ni la discrepancia.

Solo pensarlo ya produce cierto hastió pero los partidos funcionan así lugares estancos donde el que se mueve no sale en la foto.

Soy de los que piensa que la política es el medio para buscar el bien común por encima de ideas predeterminadas, pero me equivoque una vez más, hoy en día no se busca eso sino otra cosa mucho más prosaica, dinero, poder e influencia y si se puede perjudicar al que piensa diferente se le pasa por encima sin contemplaciones, da lo mismo si sus ideas también son aprovechables para el común de la masa.

Si eres de izquierdas tienes derecho a todo y eres bien visto, si sintonizas con la derecha eres poco menos que un ser a erradicar y si por un causal sintonizas con el liberalismo te abofetean por ambos lados, la izquierda cree que eres de los malos y la derecha te ve como alguien en quien no se puede confiar, así que no eres bien visto por nadie.

Quizás actuar así da una visión más global de las cosas porque en el fondo no te casas con lo establecido…

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario