Sociopolítica

Cambios en la geopolítica mundial (2010-2020)

El fenómeno de la globalización económica ha conseguido que todos los elementos racionales de la economía estén interrelacionados entre sí debido a la consolidación de los oligopolios, la convergencia tecnológica y los acuerdos tácitos corporativos, por lo que la irrupción de la crisis económica en la aldea global ha provocado la aparición de retos desconocidos para gobiernos e instituciones sumidas en el desconcierto y en la incredulidad, bocetos de un caos que terminará de dibujarse en el horizonte del 2020 con la aparición de un Nuevo Orden Mundial.

1.- Pérdida progresiva del liderazgo mundial de EEUU, al conjugarse el disparatado consumo energético con el estrangulamiento de la producción mundial de crudo y la ruptura del sistema de paridad de las divisas internacionales y la libre fluctuación de los mismos con la lógica devaluación del dólar y subsiguientes dificultades para financiar su desorbitante deuda exterior.
El severo estancamiento económico posterior irá acompañado de la agudización de la fractura social, provocando frecuentes estallidos de violencia racial lo que aunado con sucesivos desastres naturales y catástrofes medio-ambientales coadyuvarán a la anunciada pérdida del papel hegemónico de EEUU tras el revés militar de la Guerra de Irak-Afganistán, regresando a escenarios ya olvidados de política exterior aislacionista y proteccionismo económico en el horizonte del 2018.

2.- Aparición de la nueva Gran Rusia como colíder mundial coincidiendo con la implantación del Partido único y de un poder personalista autocrático (al reunir en una misma persona la Jefatura del Estado y la Presidencia del Partido) y que conjugando hábilmente la ayuda a minorías étnicas rusas oprimidas; el chantaje energético, la amenaza nuclear disuasoria, la intervención militar quirúrgica , la desestabilización de gobiernos vecinos “non gratos” y el ahogamiento de la oposición política interna situará bajo su órbita a la mayoría de los países desgajados de la extinta URSS, regresando a escenarios ya superados de guerra fría con EEUU y extendiendo su área de influencia al conflictivo Oriente Medio .

3.- Desaparición de la actual Unión Europea y su sustitución por una constelación de países satélites dentro de la órbita de la alianza franco-germana que serán dirigidos por líderes de fuerte carisma y personalidad que derivarán en un poder presidencial con tintes autocráticos.
Conjugando los acuerdos preferenciales energéticos con Rusia con el redescubrimiento de la energía nuclear serán el referente político-económico europeo de la próxima década, viéndose obligados el resto de países no integrados en dicha órbita a retornar a economías autárquicas y sufrir masivas migraciones interiores y con el Reino Unido pilotando la nave capitana de una reactivada Commonwealth y protegido de los temporales por su proteccionismo económico y su altiva insularidad.

4.-Pérdida del peso político y económico de China e India en el contexto internacional debido a la constricción del consumo mundial y al establecimiento por las principales potencias occidentales de sistemas económicos proteccionistas con la inevitable contracción de sus exportaciones y consiguiente estancamiento de sus economías .
En consecuencia, se producirán movimientos masivos de población urbana al medio rural y la depreciación generalizada de sus monedas , lo que obligará a vivir una gran parte de su población por debajo del umbral de la pobreza, rayando en la mera subsistencia.

Asimismo, se aunarán inusuales desastres naturales con el problema añadido de diversos focos de inestabilidad localizados ( Tibet, Taiwan, Nepal, Sri-Lanka , Tailandia, Filipinas e Indonesia ), incrementándose la tensión en Cachemira y dando lugar a un nuevo enfrentamiento armado India-Paquistán ( con el riesgo añadido de la posible utilización de misiles con carga nuclear) y quedando una vez más Japón parapetado en la altivez de su proteccionismo económico e insularidad.

5.-Acentuación de la inestabilidad en Oriente Medio, con Al Qaeda liderando la yihad islámica y logrando el desalojo de “Tierra Santa” ( Irak y Afganistán) de los infieles, aliado con la falta de liquidez de las potencias occidentales .
Se originará posteriormente un conflictivo y complejo proceso de reparto de las áreas de influencia entre Turquía, Siria, Arabia Saudí e Irán que derivará finalmente en la aparición de un radical movimiento panislamista que utilizará el arma del petróleo para estrangular las economías occidentales y financiar el acoso terrorista al infiel.
Mientras, Israel estará parapetado en su escudo protector (tras anexionar la Franja de Gaza, el Sur del Líbano y culminar la construcción del Muro de Cisjordania) aunque contando con EEUU y su fuerza nuclear disuasoria como únicos aliados.

6.-Fructificación de la semilla de la Teología de la Liberación en América Latina en forma de Gobiernos de corte populista-progresista (Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Paraguay):
Conjugando EEUU la intervención militar quirúrgica y el estrangulamiento de sus exportaciones con la creación de una Alianza Panamericana (liderada por México, Brasil, Chile y Argentina) intentará el aislamiento de dichos países en los Foros Internacionales y la desestabilización de sus regímenes.
Ello unido a la inevitable caída de la demanda de materias primas debido a la recesión económica global y la depreciación generalizada de sus monedas obligará a vivir una gran parte de su población por debajo del umbral de la pobreza.

7.- África: Separación de facto de los subcontinentes árabe y negro:
A.- Subcontinente árabe: Consolidación del movimiento panislamista, abarcando todos los países árabes de la fachada mediterránea y utilizando el arma del petróleo y gas natural para estrangular las economías occidentales y financiar el acoso terrorista al infiel, logrando de paso la anexión de obsoletas plazas coloniales ( Ceuta y Melilla).
B.- Subcontinente negro: Concatenación de desastres y hambrunas: La inevitable contracción de la demanda de materias primas debido a la severa crisis económica global conllevará el estrangulamiento de sus exportaciones y la depreciación generalizada de sus monedas, lo que unido al avance inexorable de los desiertos e inusuales desastres naturales originará éxodos masivos de población, alternándose repetidas hambrunas con virulentas epidemias que asolarán buena parte del África negra.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario