Sociopolítica

Empresarios, capital, capitalistas y monopolistas

Conviene a todos no mezclar “churras con merinas”; saber distinguir lo que cada cosa es y representa y señalar a los que verdaderamente son culpables de todo lo que nos han echado encima y que en principio no son otros que los políticos: Veamos.

POLÍTICOS/POLÍTICA: Se ha olvidado y los políticos actuales es que ni lo conocen ni lo han conocido en su vida, el que… “La política es el arte de gobernar bien a los pueblos”; y para ello tienen que establecer equilibrios que satisfagan a la máxima cantidad de gobernados, inculcándoles (más que imponiéndoles) obligaciones y derechos y reitero… obligaciones (primero) y derechos (después); puesto que antes que un derecho existe una obligación.

DEMAGOGIA: Es la forma perversa de gobernar y es lo que se emplea desde tiempo inmemorial y hoy más que nunca. Y es así por cuanto nunca los políticos han dispuestos ni de tantos medios propagandísticos ni de tanto dinero como nos sacan por imposiciones ya confiscatorias y que malgastan o dilapidan y a la vista está. Lo logran mediante el engaño y el lavado del cerebro de los que van a explotar.

CONNIVENCIA: Los que gobiernan lo hacen en connivencia con los denominados poderes fácticos (dinero en resumen) y es por lo que estamos viendo que a medida que aumentan las masas de pobres o empobrecidos, aumentan de igual forma los inmensamente ricos y cuyos capitales no producen lo que debe producir un capital productivo y generador de bienestar a compartir por el resto de la humanidad. Es por tanto un capital nocivo y que empleado en especular, termina arruinando todo lo que toca y lo hemos visto desarrollarse así en las últimas épocas.

CAPITALISTAS/MONOPOLISTAS: Son esos capitales que monopolizando lo que sea, imponen sus precios y condiciones y someten al consumidor a expolios, que debieran estar penados por leyes que castigaran esos excesos; leyes que no existen o no se aplican por cuanto arriba digo de la connivencia política/gobierno; con el dinero/monopolista/financiero/especulador y que exprime todo lo que toca; y corrompe de igual manera todo lo que se le opone. Tristemente, con dinero se sigue comprando todo y en todas las escalas y situaciones que ocupa el hombre… dispuesto a venderse.

EMPRESARIOS Y CAPITAL: Por todo ello hay que distinguir al empresario, al verdadero empresario, al verdadero burgués o clase media; puesto que estos y en inmensa mayoría, crean riqueza; crean capital y crean la mayor parte de puestos de trabajo que permanecen en el tiempo y antes era normal (ahora no tanto, puesto que muchos terminan contaminándose de lo que arriba critico); o sea… el que un empleado entrase de aprendiz o peón en la empresa y terminara su vida laboral en la misma empresa, habiendo ascendido dentro de ella todo lo que su inteligencia y capacidad le hubiese permitido y jubilándose con una buena jubilación, cosa que se han cargado hoy las nuevas normas impuestas y que arriba denuncio. Por tanto cuando se hable de empresa y capital, entiendan y separaren “el trigo de la paja” y entiendan igualmente que, sin la inteligencia emprendedora del individuo y sin el capital que pueda generar su empresa, no hay puestos de trabajo, no hay riqueza y por tanto no hay bienestar. Vean ahora mismo donde se encuentran los puestos de trabajo más seguros dentro de lo que cabe; en la pequeña y mediana empresa; “los grandes y especuladores han huido tras llevarse todo el dinero público que idiotamente se les regaló”.

EL ESTADO: No crea actualmente nada más que problemas; ha engordado tanto; ha metido en el dinero público a tanto parásito y depredador; que si no rectifica y va adelgazando, llegará a reventar como todo cuerpo demasiado “inflado”. Recuerdo aquí y a propósito, que el inmenso Imperio Británico; era controlado por unas docenas de hombres, bien preparados y que trabajaba en un anexo (creo recordar) del famoso Almirantazgo Británico… y no tenían ni máquinas de escribir, ni teléfono, ni ordenadores ni nada de lo que hoy ya sobra… “mientras más gatos más ratones”.

SINDICATOS de EMPRESARIOS o de OBREROS: Necesarios para equilibrar, para negociar con lealtad correspondiente, puesto que tanto el empresario que quiera prosperar, necesita al obrero, como el obrero al empresario que facilita el trabajo. Al uno le interesa pagar razonablemente para que el otro consuma y que ese consumo cree más riqueza y trabajo; y al otro, le interesa cumplir con su trabajo por igual motivo; los enfrentamientos que no defiendan con lealtad esos intereses, son nocivos para ambos.

ERROR TERRIBLE: Es incalificable cuando uno oye pronunciar denuestos y todo tipo de ofensas, dirigidas ciegamente a quienes en realidad, no tienen culpa de nada y que son siempre los más explotados; o sea las clases medias, los burgueses, autónomos también (que suele ser la primera etapa de una empresa) que como ya digo, siempre han sido el verdadero motor del verdadero progreso en todos los avances que ha realizado el ser humano en sus etapas más y menos civilizadas… ignorar todo ello es tirar piedras contra el propio tejado. Por tanto… “al César lo que es del César”.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario