Ciencia

RGRM Arquitectos exporta arquitectura contemporánea desde Jaén

Proyectar una obra con la dimensión social de una iglesia es, arriesgado y nunca sencillo, puesto que si lo que se pretende hoy es motivar el desarrollo y el crecimiento de la Fe, necesariamente debe de romper con los modelos y arquetipos del pasado. Por ello la nueva Iglesia de San Joaquín y Santa Ana de El Puerto de Roquetas de Mar, apuesta por esta nueva forma de entender la arquitectura sacra.

Su planta se constituye como un muro continuo que se pliega sobre sí mismo para conformar la nave central y que alberga en su interior la sacristía y el despacho parroquial, y a su vez engancha directamente con la torre-campanario y con la subida al coro. El gran eje que se marca en el techo está decorado con volúmenes que parecen desafiar a la gravedad. Las capillas se conforman como un cuerpo diferente arropado por el muro exterior pensándose como un lugar íntimo y de recogimiento. El bautismo sale a la calle a recibirnos en forma de fuente como símbolo de entrada en la comunidad.

La nave fracturada por una grieta de luz revela un profundo simbolismo, trazando el eje que conduce hasta el Altar. El techo está ornamentado con grandes volúmenes que parecen flotar buscando con la ingravidez lo sagrado. Es un ejercicio de arquitectura contemporánea que cumple rigurosamente la función de crear un ambiente etéreo al que no estamos acostumbrados.

Es una obra arraigada en el pueblo al que va a acoger como parroquia, los arquitectos han querido crear lazos de unión y complicidades, y así han tomado como referencias el mar, la luz y el color blanco, dibujando con estos elementos un edificio que se entiende como propio y que ha sido bien aceptado desde que abrió sus puertas.

La superficie para el desarrollo de las celebraciones es de 533 m2, sobre una superficie total construida computando la vivienda, los salones parroquiales, la torre y la casa pastoral de 1.889 m2.

La altura libre en el interior de la nave alcanza hasta los once metros en los puntos de mayor elevación. Los salones parroquiales se encuentran en planta sótano, que a través de un patio excavado y orientado al sur, ilumina los despachos de esta planta.Como dato significativo, es la primera iglesia en el Mundo cuyo mobiliario sagrado (Altar, Sede, Ambón y Pila Bautismal) está construido con Silestone. Este material ha permitido que el blanco sea perfecto.

La obra ha contado con una inversión de unos 2,2 millones de euros, construyéndose en dos años. Ha sido diseñado por el equipo RGRM Arquitectos, que han trabajado cuatro años en el proyecto hasta su inauguración el pasado día 21 de diciembre de 2008. La financiación ha corrido a cargo del Obispado de Almería.


Sobre RGRM ArquitectosRuiz Garrido Ruiz Martín Arquitectos (www.rgrm.es) un estudio de arquitectura de La Carolina, Jaén, que se caracteriza por luchar por la arquitectura contemporánea desde el respeto al lugar y a las gentes que van a habitar su obra. Tienen obra construida en La Carolina, Málaga y Almería. Entre los premios que atesoran destaca el Europan 7 en Letonia, 4 premios en la provincia de Jaén, y el primer premio en los concursos para el Mercado de Abastos y el Museo de Ciencias y Naturaleza, ambos en Roquetas de Mar.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario