Economía

El expediente sancionador a España (Conveniencia del Déficit Público)

2008050150paraiso

En el día de hoy hemos conocido que la Unión Europea ha iniciado un expediente sancionador a España por haber excedido el límite de déficit público marcado por los acuerdos de constitución de la eurozona y que queda marcado en el 3%, inferior al 3.8% que reflejan las cifras españolas, o al 6% que se prevee en los próximos años.

Pero, ¿el déficit público es bueno o es malo?

El déficit público refleja el exceso de gasto de una administración pública sobre los ingresos que esa misma administración ha obtenido en un período de tiempo. Es decir, que gasta más que ingresa, lo cuál no puede ser, evidentemente, algo positivo.

Por tanto, la conclusión evidente es que el déficit público no es, por norma, fruto de una gestión eficiente, sino todo lo contrario. Un buen gobierno debería ser capaz de mantener un presupuesto equilibrado, es decir, igualar ingresos y gastos, en una situación de normalidad.

Sin embargo, la situación actual no es, ni mucho menos, normal. Nos encontramos en una coyuntura económica excepcional y, por tanto, requiere actuaciones excepcionales, en forma de políticas contracíclicas.

¿Qué son las políticas contracíclicas?

Una política contracíclica es aquella que va en el sentido contrario al ciclo económico, es decir, es expansiva en época de recesión económica y es contractiva en época de crecimiento económico. Es decir, la que invierte el dinero público en época de enfriamiento de la economía mientras que guarda el dinero público en época de calentamiento.

Se puede concluir, entonces, que el déficit público no es necesariamente negativo, e incluso, positivo, en época de recesión económica, como la actual.

Por lo que es de esperar de nuestro gobierno, y de todos los gobiernos a nivel mundial, que inviertan el dinero público en la sociedad para intentar reactivar el funcionamiento normal de la misma de una manera responsable, pero sin sentirse limitados por mantener un presupuesto equilibrado, lo cuál no haría más que incentivar la crisis económica.

Flaco favor hace la Unión Europea al regirse por límites marcados en una coyuntura económica totalmente diferente a la actual, y, por el contrario, debería de tener la flexibilidad suficiente como para adaptarse a este nuevo escenario y ofrecer una moratoria de déficit público.

Ya habrá tiempo para equilibrar los presupuestos, ahora es tiempo de que los gobiernos inviertan en la economía.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario