AL SUR

0
47

AL SUR

“¿Qué es lo que pasa?, me pregunta.  – Nos ha hundido el Norte”, le respondo.

El Sur había sido olvidado desde hace tanto tiempo como hace que Colón tomara la ruta del Norte para ir a la Seda, habiendo sido finalmente expulsados árabes y judíos de la España de Isabel y Fernando el 2 de agosto de 1492. Mucho tiempo después, claro, aventado el Este con los restos del Muro de Berlín, nos atrapó el norteamericano. Se sacralizó  con Reagan el  liberalismo y con Bush se estableció el neoconservadurismo. El puerto donde ayer mismo nos han dejado náufragos es “lo que nos pasa”: crisis, recesión financiera, económica, política, filosófica. El puerto se llama perplejidad. Ha sido contaminado todo el mundo susceptible de contaminarse y África y el Mediterráneo Sur estaban y están tocados y hundidos.

¿Qué hacer? La pregunta no es la cita de un libro de Lenin. Debemos incorporar a  cuanto hubiera sido excluido y, por supuesto al Sur. El fracaso de la exclusividad del Norte, pretendiendo ser amo y único propietario del mundo, ha sido tal, que debemos afanarnos a recrear la Organización de las Naciones Unidas, nacida, tras la Segunda Guerra Mundial,  para el diálogo entre las Naciones.

No ha de ser Obama el único, porque si lo dejamos sólo en el timón del mundo, pronto sólo será un negro, nieto de esclavos. El norte de Obama debe acompañar en  la Mesa a Europa, puerta de la América emergente del Sur y del Mediterráneo Sur, a China, destino fallido de España en el XV, India, patria de la No-violencia, Japón, la gran perdedora de la Guerra mencionada. Ha de sentirse también el latido del corazón negro de África enferma de hambre, sol y rapiña.

 “¿Qué es lo que pasa?, me pregunta.  – Nos ha hundido el Norte”, le respondo.

 Mira al Sur.

 

Manuel Pérez Castell

Diputado de España por Albacete

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here