Sociopolítica

Huyendo como ratas

Los Senadores Reutemann y Latorre, por el Frente para la victoria abandonaron el barco hace poco. Hoy renunció el senador salteño Romero y parece que la también senadora salteña Escudero, que todavía no dijo nada por estar en el exterior, va a hacer lo mismo.

Pichetto, Presidente del bloque oficialista del Senado debe estar pensando en colgarse de algún lado, al igual que Néstor Kirchner quien perdió su escribanía en el Congreso. ¿No es un muy buen momento para hacer las cosas como se debe?, el Senado debe aprovechar su oportunidad de llevar a la Presidente al Juicio Político.

De todos modos, me parece bastante patético que hayan usado al partido que sin dudas ganaría para llegar al Senado y que cuando las papas quemen huyan; a la larga, no es demasiado distinto al tristemente célebre diputado Borocotó.

Si lo de Borocotó fue una traición, lo de estos tipos también lo es porque los votaron por y para algo y no están cumpliendo; por más que la traición sea del lado que a uno le gusta, no deja de ser traición.

El salteño dice que renuncia por la falta de diálogo, pero, el gobierno nunca dialogó, y aunque parezca una razón decente, normal, ¿por qué esperar a que el FpV esté en crisis?, ¿por qué no hacer un acto honorable y oponerse a ellos cuando parecía que tenían fuerza?

Este es el mismo gobierno que no dialoga, los mismos corruptos, la misma basura que antes, ¿qué cambió de un día para el otro?, ¿no tenían conciencia hace cinco años?, ¿tres años?, ¿una semana?

Estas lauchas que van para el lado que sopla el viento son más peligrosas que las ratas fieles, como el Ministro Randazzo, porque los fieles van a desaparecer con el kirchnerato, pero las lauchas siempre van a acomodarse para seguir robando, como lo han hecho Scioli o Reutemann, los ahora hijos pródigos solamente porque se animaron a opinar.

Además, ninguno de todos estos parásitos huyen porque consideren que el (des)gobierno esté equivocado, sino porque no quieren pegarse en la caída, son los mismos a los que les encantó el robo a las AFJP y el robo de AA, entre otras tantas cosas.

Mi conclusión: esta es la política argentina, incapaz de comprometerse, capaz de las mças bajas y patéticas traiciones.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario