Ciencia

Analizan las claves de la robótica española

Más de un centenar de expertos en robótica se ha reunido en la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) para desentrañar las claves de los avances que se avecinan en los próximos años en esta área científica. La reunión, organizada por la Plataforma Tecnológica Española de Robótica (HispaRob), que cuenta con más de 110 organismos miembros, está concretando las tecnologías y aplicaciones en las que ha de centrarse la I+D+i española, en ámbitos como la robótica industrial, de servicios o de seguridad y defensa.

Este taller de trabajo reunió a más de 100 personas los días 12 y 13 de febrero, en el campus de Leganés de la UC3M, y contó con la presencia de miembros del Ministerio de Ciencia e Innovación, universidades, centros tecnológicos y empresas privadas para debatir en grupos de trabajo los nichos hacia los que dirigir las recomendaciones estratégicas.

El resultado de los asuntos tratados se publicará en los próximos meses en la Agenda Estratégica de Investigación de la plataforma.

La Secretaría de HispaRob se ubica en la Escuela Politécnica Superior de la UC3M, que participa en las actividades de esta plataforma, liderada por Indra y compuesta por 41 universidades y centros de investigación, 4 asociaciones y 67 empresas privadas.

“La Plataforma Española de Robótica es un excelente instrumento para potenciar la I+D+i en robótica, desde una perspectiva empresarial”, explica uno de los directores del Robotics Lab de la UC3M, el catedrático Miguel Ángel Salichs.

“Nos encontramos frente a una tecnología que está en sus comienzos y que tendrá un gran impacto en el futuro y espero que seamos capaces de aprovechar la oportunidad que se nos presenta”, señala Salichs.

En el caso concreto de la Uc·M, dentro de la Robótica de Servicios Personales, por ejemplo, se trabaja en dos tipos de escenarios: los robots domésticos, diseñados para facilitar la realización de tareas del hogar; y los robots sociales, orientados a la interacción con los seres humanos.

Las aplicaciones de estos ingenios son innumerables. “Cualquiera de nosotros podría enumerar una multiplicidad de tediosos trabajos domésticos, que estaríamos encantados que pudieran ser realizados por robots – indica el profesor Salichs -, mientras que las aplicaciones de los robots sociales son muy diversas: entretenimiento, formación, o asistencia”, comenta Salichs.

Asibot y Maggie

La UC3M ha diseñado y construido dos robots que entran dentro de la categoría de robots personales y que son punteros en cuanto a las investigaciones en este campo, según los investigadores: Asibot y Maggie. Asibot es un robot para asistencia de personas discapacitadas capaz de servir comidas y bebidas, recoger objetos del suelo o ayudar a afeitarse y maquillarse, mientras que Maggie es un robot social capaz de interaccionar con personas de forma natural, capaz de reconocer voces y caras con su metro y medio de estatura.

La Plataforma Tecnológica Española de Robótica HispaRob, que inicialmente nació como una Red Tecnológica y recientemente ha obtenido el estatus de Plataforma, surge ante la necesidad de potenciar las tecnologías robóticas en nuestro país, para coordinar y mejorar la posición competitiva de empresas españolas en el contexto mundial y europeo, reduciendo su dependencia tecnológica en el desarrollo de estos ingenios y en gran medida en los procesos de ingeniería asociados a su implantación.

Fuente: UC3M

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario