Colas

0
65

Visto como está el ambiente político y lo mal que esta todo lo que nos rodea, la solución es buscar refugios mentales en otros lugares, la lectura, el cine, el fútbol, cualquier cosa que ayude a sobrellevar, los tiempos de tribulaciones que nos rodean.

La cuestión es evadirse para no caer en la desesperación y desesperanza, mientras la realidad nos golpea con fuerza, las frías colas del paro cada día son más grandes, las colas en los comedores sociales imagen resucitada de un oscuro pasado han regresado, los eres están al cabo de la calle y las suspensiones de pagos también abundan saturando juzgados.

La crisis nos inunda por todas partes, aunque queramos nos, nos acosa una y otra vez, por ello la gente hace cola para ir al fútbol, otros hacen cola para ir a los toros, la cuestión es buscar válvulas de escape para huir de nuestra cruda realidad, llena de inseguridades.

Lo curioso es que a pesar de la crisis seguimos haciendo colas, en el cine, en el fútbol, en los toros, en los conciertos…

A pesar de la crisis hay cosas que no cambian seguimos haciendo colas, y eso que no nos gustan las mismas, y no tenemos paciencia para estar ordenados en una fila.

Una cosa es hacer colas por eventos alegres y positivos como los anteriormente expuestos y otra muy distinta tener que pasar la mañana en el inem, ese lugar extraño donde solo atienden a los parados de nueve a doce de la mañana y los que no estén en ese tramo horario se quedan fuera.

Es duro tener que hacer cola para comer estamos en una situación muy crítica y nadie parece hacer nada para remediarla ,las colas tienen su lado malo según para que sean pero he llegado a la conclusión de que las colas forman parte del carácter español.

En tiempos de crisis ha dos caras muy visibles, si te van las cosas medianamente bien, evitas las colas del paro y las del comedor y puedes hacer cola para el ocio, si la suerte no te sonríe te toca hacer cola para sobrevivir.

Ayer me encontré el aceite de oliva en una vitrina protegido para que no lo sustraigan, me dio la impresión de haber vuelto a tiempos pretéritos, en algunos supermercados han desparecido las marcas y hay productos de esos que llaman blancos.

Sin embargo pasé por la puerta de una tienda de telefonía y demás elementos electrónicos y la cola era enorme, la publicidad decía que estaban de aniversario y por ello no cobraban el IVA, vaya donde vaya me encuentro con una cola de gente y eso que estamos en crisis…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here