SUICIDIOS EN LOS EJÉRCITOS

1
109

En las hojas del fichero del Ejército de España y en la época en que yo fui obligado a prestar un indeseado servicio, que me quitó dieciocho meses de los mejores de mi vida (1960-1961); en la media filiación militar, creo recordar que había un apartado que llevaba impreso la palabra “valor” y el suboficial mecánicamente, escribía a mano… “se le supone”. Supongo que aquel detalle, sería para algunos hechos de guerra y cuando fuese probado aquel “soldado a la fuerza”. En aquella época, para ser obligado en la leva anual, tenías que tener cumplidos los veintiún años y estar sano… “los tarados quedaban a cargo de sus padres, puesto que al Estado les importaban dos c..?. Los homosexuales entraban en la leva, como unos más; “no había discriminación”, si bien el secreto era guardado por el tal, aunque luego mucho se sabía.

Tras las soflamas absurdas de los que viven del Ejército; con aquello de la  patria y demás exaltaciones; te dabas cuenta que en el ejército pasabas a ser un número más; un cuerpo que querían convertir en máquina, simplemente para atacar o defender, “la causa”. Lo más terrible para mí, fue cuando alguno de tantos “chusqueros” y muertos de hambre (Franco no pagaba muy bien que digamos, a la tropa) se te ponía delante y mirándote fieramente (animalmente) te ordenaba… ¡Póngase firme que está hablando con  un superior!… aquello me producía “tales trallazos en mi mente”, que tenía que hacer verdaderos esfuerzos para aguantar; puesto que conociendo “al animal”; siempre me decía a mí mismo… ¿superior en qué?… en galones claro está.

En las marchas y despliegues, pegándonos “barrigazos” en los desiertos de Almería; observaba que tras cada sección, siempre iba un suboficial con una metralleta; hasta que pude averiguar muchos años después; que aquello era para que en caso de ataque, los soldados no retrocedieran por su cuenta… en caso necesario, allí estaría la metralleta montada, para cortar la retirada a los que se tachaba de cobardes. Por todo ello y cuando al fin me licenciaron; y a punto de embarcar en Melilla, como un rebaño de ganado, que fue como fuimos y volvimos a nuestra casa… no me hubiese quedado allí… ni con “las dos estrellas de teniente”… yo no valía ni valgo para militar.

Allí; y que entonces estábamos nada menos que una división (calculo que entre ocho o diez mil hombres, o más: lo que cubría de uniformes la ciudad); los suicidios eran escasos, pero los hubo y hay que pensar que el suicidarse con un fusil Máuser, hay que tener valor y tiempo, puesto que no es sencillo; las pistolas no estaban al alcance del soldado y ahorcarse, entre tanta gente… pues.

Pero si allí y en tiempos de “paz” hubo suicidios… ¿Qué ocurrirá en las guerras?

Lo dice la noticia siguiente: (30-01-2009) “Se registra un número sin precedentes de suicidios en el Ejército: En otras noticias de Estados Unidos, el número de suicidios de soldados estadounidenses es el más alto en tres décadas. Las autoridades del Pentágono dicen que al menos 128 soldados se quitaron la vida el año pasado. La cifra total podría ser mayor debido a que más de una docena de muertes aún están siendo investigadas. Esta es la cifra más alta desde que se comenzó a llevar un registro en 1980”. Lo que para mí tiene explicación no sólo por lo que arriba digo, sino por cuanto en USA; hay verdaderos especialistas que “en ejército”, andan buscando chavales imberbes, que los enrolan mediante las promesas y glorias militares y cuando esos chavales, han firmado los papeles y se ven en los fregados en que los han metido… algunos no resisten y no viendo otra solución, simplemente se pegan un tiro. Pero allí y desde hace muchos años, el ejército está nutrido por las clases bajas, las que más fatigas pasan y las que como única solución, se enrolan en el ejército… pues hay que comer; o sea que mientras más penuria y miseria, mucho mejor se nutrirá el ejército.

Una semana después de la noticia arriba señalada y en igual medio aparece  y que afirma lo siguiente: “Se está investigando la muerte de 24 miembros del Ejército durante el mes de enero como posibles suicidios. Esta cifra superaría el número de muertos en combate en Irak y Afganistán durante el mismo período de tiempo”. (BOLETÍN DEMOCRACY NOW!  EN  ESPAÑOL, Viernes, 6 de febrero de 2009). Sí, han leído bien, los muertos por suicidio en el Ejército USA, supera a los sufridos por hechos de guerra y ello es publicado en el propio país.

En España no sabemos nada de suicidios, por lo que deben ser bastante ocultados, puesto que debe haber algunos, como los debe haber en la Guardia Civil; pero es claro, todo ello se guarda como “oro en paño”; para que la afluencia siga nutriendo, sobre todo al Ejército, que ya sabemos que no goza de mucha clientela; y es que para vestir un uniforme militar y dedicarse de por vida a ello; hay que echarle…?

Cuándo envío este artículo, leo en presa de USA que  el ejército reconoce que en febrero se han suicidado otros 18 soldados…?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here