La pescadilla que se muerde la cola (Consecuencias de la deflación)

0
191

Las pescadillas que se muerden la cola conforman un círculo vicioso del que es muy complicado escapar, porque no hay vía alternativa, ni se aprecian posibles escapatorias plausibles.

Hoy hemos conocido los datos del IPC del mes de febrero y la sensación de zozobra ha aparecido entre nosotros, debido a la bajísima inflación (0.1%) que se ha producido y a la alarmante noticia de que ya hay zonas en España con deflación, es decir, con disminución de precios entre dos períodos. Concretamente, ha sido Castilla-La Mancha la región con ese dudoso honor.

Porque, aún cuando puede parecer que una disminución de precios es buena para la población, un análisis más estricto y más cercano a la ciencia económica nos dice que la deflación es la mayor catástrofe económica que se puede producir en una sociedad, y, lo que es peor, parece que estamos encaminados hacia ella.

¿Por qué la deflación es tan negativa?

Porque es una pescadilla que se muerde la cola. Los precios bajan entre dos períodos, lo cuál provoca en el consumidor una expectativa mayor de descenso, es decir, los compradores postponen sus compras a la espera de que los precios sigan bajando. Por tanto, las empresas no venden sus productos y servicios, lo cuál provoca una doble consecuencia.

En primer lugar, ante la falta de ingresos se ven en la necesidad de reducir sus costes, y recurrirán al despido de parte de sus empleados.

En segundo lugar, como no venden sus productos y servicios acabarán por reducir, aún más, sus precios para intentar atraer a los consumidores, y el proceso volvería a comenzar.

Por tanto, un círculo vicioso cuya causa y consecuencia es el descenso de precios.

Ahora es cuando el Banco Central Europeo debe dar un puñetazo en la mesa y proteger a los ciudadanos europeos de la deflación, al igual que hizo con la inflación, hurgando en la herida de la crisis financiera que por aquel entonces comenzaba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here