Sociopolítica

El paraíso de Camps

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                

    El escritor James Hilton en su novela de 1933 “Horizontes perdidos” habla de Shangri-La el lugar de los Himalayas en el que había paisajes maravillosos y en donde el tiempo se detenía en un ambiente de paz y frescura. Dicen las enciclopedias que esta novela inspiró a la sociedad de su tiempo y dio origen al mito: soñadores, aventureros y exploradores intentaron hallar ese paraíso perdido. Ninguno de ellos pudo dar con tan idílico lugar.

    Pero no ha sido un soñador, ni un aventurero, ni tampoco un explorador. Ha tenido que ser un “boyscout” llamado Francesc Camps, quien ha descubierto ese paraje maravilloso donde todo es paz y sobre todo, sobre todo, frescura. Lo teníamos ahí, siempre lo hemos tenido pero nadie lo veía, Shangri-La es lo que hoy se conoce como…la Comunidad Valenciana (CV). El “boy” se encarga todos los días de recordarnos que somos unos privilegiados por vivir en una especie de paraíso terrenal.

     La verdad es que todo es cuestión de imaginación, de fantasía, y de no empeñarse en ver la realidad, esa realidad que nos muestra a diario que la CV tiene un sistema educativo mal gestionado por el Consell y que nos lleva a ser la segunda comunidad autónoma con mayor fracaso escolar. Solo nos gana Melilla. Esto, y 25.000 alumnos estudiando en barracones. Esa realidad que nos deja muy claro que Camps usa el tema del agua del Ebro como una cuestión política ya que su partido, el PP, dejó, en las últimas elecciones generales, el tema del Ebro fuera de su programa, lo que deja bien claro que el PP ya no defiende lo que fue su Plan Hidrológico Nacional. Esa realidad que nos dice que hay un informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública,  que nos señala que la sanidad en la CV es la peor del país. Esa realidad que nos hace ver que no se pone en marcha en la CV la Ley de Dependencia y que el Consell sólo ha cubierto el 10% de las nuevas plazas para mayores dependientes. Esa realidad que nos aclara que la CV ocupa el tercer lugar en número de parados en la lista que conforman las 17 comunidades autónomas, según la última Encuesta de Población Activa y Camps se gasta el dinero en circuitos de Fórmula 1 y en carreras o regatas de barquitos. Esa realidad que nos muestra la triste verdad de que la CV es la segunda más endeuda de España. En definitiva esa realidad que nos indica la trágica situación en que nos encontramos los valencianos por culpa de un “boyscout” manirroto y fantasioso.

    La verdad es que hay que echarle mucha imaginación y mucha fantasía para no ver la realidad. La cruda y decepcionante realidad del paraíso de Camps.

                                         

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario