Economía

Diario de una crisis IV (Realidades o ficciones económicas)

¡Hay que ver el polvo que cogen los libros! Los dejas un par de meses sin abrir, y cuando los quieres leer tienes que pasar una bayeta por encima, porque si no, no hay manera y acabas pereciendo de polvo, si es que eso es posible. Hoy voy a repasarme el Samuelson, para recordar tiempos de la Facultad, para matar el tiempo.

Ayer tuve una entrevista, no fue gran cosa. Era para un puesto de Auxiliar Administrativo en una empresa de exportación de no se qué, pero no tengo nada que hacer, ya me lo dijo el chico que me entrevistó: “Tienes demasiada formación y demasiada experiencia para este puesto, no te veo” ¡Ni yo a ti, niñato!

Mañana se me acaba el paro, eso es lo peor, y no sé lo que voy a hacer. La cuota de la hipoteca viene cada mes, sin apiadarse de mi situación, ¿quién me mandaría meterme en este adosado? ¡Con lo bien que estábamos en nuestro pisito de dos dormitorios! ¡Maldita sociedad consumista! ¡Y el colegio de los niños! Llevo dos meses sin pagar. Y todo porque queríamos una educación bilingüe, pero de la de verdad, no de la que promete Esperanza Aguirre, y que luego no es ni educación, ni bilingüe, pero ahora, ¡ay, ahora! Ahora no podemos pagarla. No creo que me aguanten a los niños mucho tiempo.

¡Diez años llevaba en mi empresa! ¡Diez años tirados a la basura! Y todo por la crisis, la maldita crisis. ¿Por qué todos los empresarios tienden a recortar costes del Departamento de Marketing en cuanto vienen mal dadas? ¡Qué ignorante es nuestro tejido empresarial! No se dan cuenta de que el Marketing torna en más importante a medida que las ventas van cayendo.

En el INEM ya me han dicho que no tienen trabajo para mí. Que mi perfil es demasiado alto para el tipo de ofertas que les llegan a ellos. ¿Y qué hago entonces? ¿A quién recurro?

Tengo 35 años, soy Licenciado en Economía con un Máster en Marketing, con diez años de experiencia como Director de Marketing de la quinta empresa consultora más importante a nivel europeo, tengo dos hijos, una mujer, un perro, una hipoteca y facturas, muchas facturas, pero parece ser que soy “demasiado bueno” para el mercado de trabajo actual.

Enlaces: Diario de una crisis III, Diario de una crisis II, Diario de una crisis I

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario