Economía

Una Anecdota

No entiendo porque ahora a los locutores de radio, se le exige que ejerzan también de comerciales, pero parece ser una moda muy extendida que a mí no me convence.
Aunque penoso resulta que te digan que tienes que pagar por trabajar, como me ha pasado recientemente, uno ya no sabe muy bien que pensar, sinceramente de un tiempo a esta parte todo los medios a los que ofrecido el programa que realizo con mis compañeros, me han insinuado que tendría que ejercer de comercial, sacar publicidad y pagar por el tiempo que quiera emitir, de modo que si consigo muchos clientes lo que logre de mas, es para mí…
Por un momento pensé que había despertado en Cuba donde a veces uno tiene que pagar por trabajar ,para comenzar el día me he sentido bastante mal ,aunque lo peor es cuando te ofrecen colaboraciones no retribuidas que te ves obligado a aceptar para ampliar horizontes profesionales y vas capeando el temporal como puedes.
Para que luego digan que la crisis es producto de mi imaginación, querer que seas comercial de publicidad en época de vacas flacas, es poco menos que deporte de riesgo.
Luego están los que te dicen que eres un poco exigente por querer cobrar y que deberías de saber que hay gente dispuesta a hacer cosas gratis y si quieres ya sabes dónde está la puerta.
Al final siempre acabo poniendo el ejemplo de la camisa y a aquel que me propone que tengo que hacer las cosas siempre gratis, le digo “cuando te vas a una tienda y ves una camisa que te agrada, la pagas verdad”, generalmente tuercen el gesto y me dan la razón, con lo que siempre cierro la conversación con tono serio y digo los de la radio no viven del aire, se ríen y el que se va enfadado soy yo.
Luego hay otros especímenes radiofónicos a los que les ofreces el programa y lo aceptan siempre que la distribución sea gratis, como si el tiempo de preparación de las cosas no costara o lo que haces no tuviera ningún valor.
No entiendo el funcionamiento interno de este mundillo que elegí por vocación, ni las cosas que últimamente me suceden, parece que todo ha de ser gratis, por amor al arte y encima dar las gracias o en el peor de los casos te piden que pagues y si sobra algo te lo quedas…
Pagar por trabajar no es una idea que me seduzca, me suena tercermundista pero de un tiempo a esta parte me lo han dicho demasiado y no lo entiendo, será que el mundo ha cambiado y no me enterado, lo único que busco es progresar profesionalmente pero me encuentro con una pared infranqueable, la legión de espabilados que quieren las cosas gratis…
Queda mucho por cambiar en esta sociedad sobre todo la mentalidad de algunos, para que aprendan que nadie trabaja gratis, salvo en aquellas causas benéficas y altruistas que valen la pena por ayudar a terceros y que gusto apoyar siempre que se me pide.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario