Sociopolítica

La prisa mata

Ayer se me paso el día como una exhalación eso es lo que tienen los lunes cuando te toca hacer gestiones varias y te das cuenta que cada persona tiene su ritmo de trabajo que no tiene porque parecerse al tuyo, días así me gustan. Las gestiones son importantes para progresar aunque la gente con la que trates no tenga el mismo ritmo de reacción que uno, la prueba más fehaciente la tengo la radio cada uno va a su aire pero aun así las cosas salen adelante, lo único que me molesta de estos días es cuando llamas a un teléfono y nadie contesta, con lo que se te queda cara de gilipollas, porque piensas para que tienes teléfono si no contestas, ni devuelves las llamadas.
A veces pienso que el país funciona porque tiene que hacerlo no por el interés de la gente, ni por el empuje de algunos que están en el mundo porque tienen que existir, hay algunos especímenes que no se caracterizan por tener prisa por nada, el tiempo para ellos no parece existir, luego son de los que siempre llegan tarde a todo.
Estos mismos son de los que protestan por lo mal que va todo cuando algo les afecta, se contradicen porque ellos actúan con lentitud pero les molesta la lentitud de otros.
Estos sujetos son raros porque les mandas un correo y tardan en abrirlo, les llamas para consultar algo y no hay respuesta, hasta que pasan muchos días y comentan es que no he tenido tiempo, porque la gente que nunca tiene prisas por nada, luego llega tarde a todo, porque hay gente a la que mandas un documento y tarda un mes en dar señales de vida y luego tienen prisa por adelantar aquello que durmió el sueño de los justos.
Luego les entran las angustias y trasladan su ansiedad a quienes les rodean y así no hay quien se aclare con estos sujetos que primero actúan de una forma y después de otra ,no sé si es un problema de claridad mental o son los efectos de la primavera pero ,el lunes estuve rodeado de sujetos así que me desconciertan.
Es duro depender de la diligencia y prontitud de otros para progresar profesionalmente pero a veces hay que pasar por ahí.
A veces el país funciona porque tiene que funcionar porque si fuera por las ganas de alguno, nada es urgente y aplican la máxima de “tienes prisa”, pues a esperar pacientemente.
Pensé que esa manera de actuar no se daba más que en ciertos ambientes pero parece ser que se extiende por todos lados, cada día nos parecemos mas a esos países donde la gente va despacito, desganada y con la cabeza pensando en sus ocios.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario