Economía

La osadía de la ignorancia (El Plan Bolonia)

Cuando la ignorancia rige, el sentido común desaparece y el ser humano actúa por actitud bovina, por seguimiento acrítico, pudiendo llegar a participar en manifestaciones en contra del aborto público y general o en encierros en contra del plan reformador de la enseñanza universitaria europea (Plan Bolonia).

Pero no hablaré del esperpento nacional que vivimos en Madrid este pasado fin de semana al asistir como un grupo de ignorantes irreflexivos lanzaban proclamas en contra de un derecho esencial, como es el aborto, sino que hablaré de la reivindicación injustificada y apócrifa de los estudiantes barceloneses en contra de la propuesta de la Unión Europea para reformar la enseñanza universitaria.

Los autodenominados grupos anti-bolonia destacan los siguientes aspectos como los más negativos de esta reforma:

1. Las becas-préstamo de los estudios de postgrado: Los grupos contrarios al plan sostienen que las becas-préstamo no son tan justas como las becas, y que lo que conseguirán, a largo plazo, es que sólo puedan estudiar aquellos con poder adquisitvo alto. Sin embargo, este argumento es puramente demagógico. No hay nada más injusto para una sociedad que la concesión de becas de postgrado por parte de las Administraciones públicas.

Cuando se concede becas a los estudiantes para la enseñanza primaria y secundaria se obtiene un beneficio global para la sociedad, ya que ésta se beneficia de contar con una población educada. Pero una vez alcanzado el grado universitario el único beneficiario de sus estudios es el propio estudiante que consigue con ello mayores ingresos a lo largo de su vida.

Las becas-préstamo corrigen este error de concepto que se venía aplicando en muchos países de la Unión Europea, de forma que se concederán becas que deberán de ser devueltas una vez que el estudiante consiga un trabajo. Además, se contempla la posibilidad de que éste no encuentre un puesto de trabajo, para lo cuál se estipula un período de prescripción de quince años.

Por tanto, la reivindicación en contra de las becas-préstamo es demagógica.

2. Unificación de facultades para carreras poco demandadas: El Plan Bolonia prevee que si existen estudios universitarios poco demandados, las facultades deberán de unificarse, de forma que no será necesaria la presencia de una facultad en cada provincia, sino que bastará, por ejemplo, con una por Comunidad Autónoma.

Siempre y cuando esta unificación lleve consigo una campaña adecuada de becas para el alojamiento y la manutención, no debería de convertirse en ningún problema, salvo por el mal endémico de la sociedad española de no abandonar el nido familiar hasta pasada la treintena.

Por tanto, la reivindicación en contra de la unificación de facultades carece de rigor.

3. Coordinación empresa-universidad: En la actualidad los Licenciados y Diplomados universitarios necesitan unos meses de adaptación a la vida empresarial antes de convertirse en trabajadores a pleno rendimiento. El Plan Bolonia pretende eliminar este período de adaptación a través de planes de prácticas y una mayor involucración de la empresa en la vida universitaria.

Los miembros de las plataformas anti-Bolonia defienden que con esta coordinación saldrán perjudicadas carreras como Historia o Filosofía, entre otras. Sin embargo, estos estudios nunca estuvieron encaminados a terminar ofreciendo mano de obra para las empresas, por lo que no deberían de verse afectadas por el plan y sí seguir ocupando su lugar en el ámbito académico.

Por tanto, la reivindicación en contra de la coordinación empresa-universidad está fundamentada en posiciones arbitrarias.

En definitiva, tres conceptos muy cacareados desde este tipo de plataformas, pero que pierden peso a medida que se reflexiona sobre ellos desde un punto de vista crítico e imparcial, por lo que, a falta de que ofrezcan otros criterios contrarios al nuevo plan, no hay otra posibilidad que aplaudir esta iniciativa cómo motor de búsqueda de la mejora de la enseñanza universitaria en el seno de la Unión Europea.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario