¿POLÍTICOS: QUÉ POLÍTICOS SI NO LO SON?

0
116

Partiendo de la base de que… La política es el arte para gobernar bien a los pueblos y que esos gobernantes  han de gobernar, dando ejemplos a emular por sus gobernados… estos inútiles que dicen gobernarnos, no se pueden denominar políticos… si por el contrario, podemos denominarlos como aventureros, como astutos arribistas, como incluso piratas, corsarios y ladrones; puesto que en esa inmensa manigua en que se desenvuelven, cabe todo esto y mucho más… puesto que llegados hasta las cloacas del poder, se pueden encontrar hasta masacres y sangre en abundancia, sin que les haya temblado el pulso para provocarla y además escudándose en las mentiras más horribles que se puedan imaginar. No necesito señalar hechos, los hay en tal abundancia y de tal envergadura que mejor que cada cual los recuerde o vea, puesto  que la actualidad, siempre estuvo y sigue estando llena de latrocinios.

¿No se puede gobernar de otra forma? Por lo visto no… puesto que siempre se impone la razón de la fuerza y nunca la fuerza de la razón. Esto es tan viejo como el mismo hombre y desde que lograra reunir una manada, erigirse en jefe de la misma y ponerlos a su servicio, para hacer lo mínimo y disfrutar lo máximo… ese instinto depredador sigue vigente y por mucho que se  disfrace es equiparable a aquel primitivo y que en principio fue de mera supervivencia.

Cuando fueron progresando (ellos) la casta dominante, ya se preocupó de ajustar los tres poderes primordiales; y que era completada con la fuerza guerrera y el brujo de la tribu, después sacerdote y más tarde religión, debidamente organizada y jerarquizada y así y hasta el siglo XIX  y quizá más tarde aún, los tributos eran consumidos por la casa dominante (real o plebeya), el ejército que los sostenía y el clero, que conformaba a las masas con paraísos en el otro mundo. Y así lo afirma el  para mí mejor escritor español de los últimos siglos: Vicente Blasco Ibáñez, en uno de sus muy interesantes libros o novelas; cuya lectura debiera ser de estudio obligatorio en todos los centros de España y del mundo occidental, puesto que supo vivir y descarnar todas las capas sociales de su tiempo. Y desde los príncipes rusos, a los toreros españoles, pasando por los revolucionarios mexicanos, las terribles consecuencias de las guerras de invasión… y hasta la aventura de fundar y poblar una nueva colonia en América. Es inmensa su obra y es “criminal” el que no sea estudiada constantemente, puesto que fue un verdadero hombre, que toda su vida “remó contra la corriente” y quizá ese fue su crimen… triunfar fuera de todos y contra todos, por ello tuvo que irse y morir en el exilio, si bien inmensamente rico y riéndose de todos: y ello no lo perdona el mezquino mundo… y menos el más mezquino, mundo español.

Por todo ello y en España (también en gran parte del mundo) fracasaron todos los sistemas y siguen fracasando. Y como en España, tras unas fracasadas monarquías y repúblicas, dos dictadores “enderezan” un poco el rumbo, pero sin dejar participar al  pueblo en nada, salvo en que trabaje y no rechiste… luego muerto el segundo (Franco) aparecen estas nuevas “noblezas e intocables”, realizan su gran labor demagógica y llegamos al estancamiento actual, de ruina económica social  y política; pues se habla sólo de economía, pero el cáncer es mucho más grave y extendido y alcanza a todo el planeta y a todas las políticas laicas o religiosas. Todos buscan lo mismo, vivir a costa “de” y  no trabajar y servir a “a”.

Todos esos parásitos, no tienen color alguno (y sálvese el que pueda)… son como los camaleones y se unen al color que los mantenga… son lo que yo denomino, políticos de panza, bolsillo y aparato sexual… únicos motores que los mueven y el fin es controlar al Estado y sus recursos y ponerlos a su exclusiva disposición… el resultado es el que estamos viendo, la ruina total, puesto que como los parásitos de un cuerpo vivo… sobrepasada la cantidad que el cuerpo puede aguantar… se debilita y muere. No hay más y por ello aunque se ladran, pero no se muerden… en el fondo su proyecto es el mismo y como último recurso, se lo reparten; pero es un conchabamiento general.
Se les denomina políticos pero no lo son, puesto que como ya he dicho: La política es el arte de gobernar bien a los pueblos y estos y en mayoría, no saben ni gobernar su propia casa, ni siquiera “un puesto de pipas y caramelos”, en la iniciativa privada, que es donde se ve la capacidad de un individuo para desenvolverse en la vida… observen que todos o casi todos y desde un principio, se buscaron la colocación o el enchufe en el dinero público… nunca arriesgaron nada… son cobardes de nacimiento… sálvense los que no lo sean… ¿pero cuántos hay?

Y no, no me he excedido; hay ya otros muchos que escriben… incluso mucho más duro que yo, y ello lo pueden encontrar en www.votoenblanco.com : ver allí ¿Progreso o barbarie reciclada? entre otros muchos trabajos, que deshuesan la realidad cruda y dura. Pero la realidad peor… es que seguimos indefensos  ante tanto buitre suelto, insaciable e insensible a lo que pensamos de ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here