Sociopolítica

Reforma de gobierno, y ahora, qué?

Hoy se ha hecho al foto del nuevo equipo del Gobierno de Zapatero. Una imagen de cambios que, cómo mínimo, baja la media de edad de los ministros y presagia nuevos aires en la política del Gobierno.

Durante la foto, no he podido dejar de observar las caras de los ministros que dejaban las carteras y me ha sorprendido ver que algunos se lo tomaban como un premio. Contentos, radiantes e incluso relajados, como si se hubieran quitado de encima una piedra de gran tonelaje que les estaba oprimiendo la respiración desde hace tiempo.

Qué suerte de poder asumir con tan aplomo una pérdida de cargo, no?  Se imaginan que los millones de parados que hay en España se sintieran igual? Qué paradoja!

No hay comparación! Dirán muchos… No tienen el mismo sueldo, no les queda la misma paga, no se les acabará el subsidio…  Ellos tienen la vida asegurada. Tal vez es ese el problema? Por qué un ministro, por muy mal que lo haya hecho en su trabajo, tiene las espaldas tan cubiertas?

Algunos dirán… Lógico! Tienen carrera universitaria, tienen profesión. Muchos son abogados, otros son doctores de universidad, otros… Sí, cierto, pero si imaginan a un doctor, o a un abogado, o a un profesor, realizar un acto perjudicial para la institución que trabaja? Seguramente, ese profesional, podrá ser expedientado, penalizado, e incluso inhabilitado de su cargo y carrera profesional… Entonces? Quién es responsable de la actual crisis económica? Quién es responsable de la mala gestión de las comunidades y su financiación?

Está claro que no todos estamos mesurados por el mismo rasero, y está claro que hay un escalón de la sociedad que es intocable.

Mi pregunta, y la de muchos españoles, seguirá siendo la misma. Nuevo gobierno, nuevos ministros, y ahora qué?

Esperemos que los aires de cambio no dejen de soplar pasadas una semanas.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario