Economía

Medidas anticrisis desde la universidad

Es posible realizar reformas que no conllevan déficit público y que pueden favorecer la búsqueda de un nuevo modelo productivo en España cara a salir fortalecidos de la crisis, según el Catedrático de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid, Juan José Dolado, que impartió una conferencia celebrada en el campus de Leganés de la UC3M con el título: “La crisis de la economía española: lecciones y propuestas”. Algunas de las soluciones concretas que propone para salir de la crisis están orientadas a reformas en el mercado laboral, el sistema educativo y el mercado de bienes y servicios.

Soluciones concretas para salir de la crisis en España. Para empezar, una reforma del mercado laboral orientada a eliminar la dualidad contractual imperante (temporales vs. indefinidos), mediante la creación de un único contrato laboral para las nuevas contrataciones, al tiempo que se aumenta la generosidad de las prestaciones por desempleo y se reduce la duración de las mismas. Por otra parte, también se podrían hacer reformas en el mercado de bienes y servicios fomentando la competencia en el mismo a través de la simplificación de los trámites burocráticos para la apertura de nuevas empresas y mejorando los canales de distribución. Además, una tercera vía de refomas se enfocaría al sistema educativo, encaminadas a luchar contra el fracaso escolar (un 30% en las diferentes etapas) mediante la potenciación de la educación infantil, la recuperación de las reválidas en la ESO, además de cambios sustanciales en la financiación de la educación superior, ligando el coste de las matrículas universitarias a la renta familiar y al rendimiento académico, conjuntamente con un aumento de la proporción de gasto destinado a becas y luna mayor disponibilidad de créditos blandos.

Todas estas son reformas que no conllevan déficit público y que pueden favorecer la búsqueda de un nuevo modelo productivo en España cara a salir fortalecidos de la crisis. Estas son algunas de las ideas que ha propuesto el Catedrático de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid, Juan José Dolado, en el marco de una conferencia celebrada en el campus de Leganés de la UC3M con el título: “La crisis de la economía española: lecciones y propuestas”.

Durante esta conferencia el profesor Juan José Dolado ha desgranado las causas de esta gran “hecatombe” económica mundial que comenzó en el verano de 2007. “En agosto de ese año comenzaron los primeros avisos de serios problemas en el mundo financiero con motivo de la crisis de las hipotecas subprime. Desde entonces, ha habido una sucesión de “efectos dominó” a nivel internacional, que ha convertido la crisis financiera en una crisis real de intensidad solo comparable a la Gran Depresión de 1929, si bien con mucho mejores herramientas de política económica que entonces”. Sin embargo, junto al componente de crisis global, la crisis de la economía española tiene también un componente doméstico debido al desmesurado peso de sector de la construcción (15% del PIB) en nuestro país”, señala Dolado.

En concreto, el rasgo diferenciador de la economía española, sin lugar a dudas es la intensidad de la destrucción de empleo y el dramático aumento la tasa de paro desde finales de 2008, que no tiene parangón con ninguno de los países de la zona euro o de la OCDE. “La población activa ha seguido creciendo en 2008, sobre todo por los flujos de migración y se prevé que en los últimos meses de 2009 la tasa de paro puede llegar a casi el 20 por ciento de la población, el doble de la tasa de paro en los países de la zona euro y el triple que otros países que también han experimentado crisis inmobiliarias como Dinamarca o Irlanda”, indica. El resultado de esta sucesión de perturbaciones negativas es que el enorme éxito alcanzado en la reducción del paro desde mediados de los noventa (del 22% al 8%), puede esfumarse en poco más de un año y medio.

Para solucionar estos problemas se suelen escuchar muchos ‘mantras’ o recetas tópicas de escasa efectividad, según el investigador, que prefiere pensar en medidas muy concretas para evitar una situación de “mucho humo, pocas nueces y ninguna reforma de calado”. Para ello, realiza varias propuestas, como eliminar la maraña contractual de la actualidad (donde existen 17 tipos de contratos) para adoptar un contrato laboral único sin la enorme brecha existentes entre las indemnizaciones de los contratos indefinidos y temporales, que podría aumentar la productividad de los trabajadores y mejorar las perspectivas laborales de muchos colectivos afectados por la contratación precaria- como jóvenes, mujeres e inmigrantes.

Por otro lado, plantea también medidas para agilizar el mercado de bienes y servicios, como mejorar la distribución de mercancías, que en la actualidad se realiza en gran medida por carretera en vez de por ferrocarril, y agilizar los trámites burocráticos a la hora de abrir un negocio. En la actualidad, señala, se tarda una media de 47 días y hay que rellenar unos 10 impresos para conseguirlo en España, cuando en los países de la OCDE se tarda poco más de 13 días y hay que rellenar unos 6 documentos.

La educación: base de una posible solución

Por ultimo, el profesor Dolado propone cambios radicales en otro de los sectores fundamentales para conseguir un cambio a medio plazo del modelo productivo de nuestro país: la educación. “La educación ha de ser más transversal en sus contenidos (tipo sistema de majors en EEUU) frente a la especificidad de los programas actuales porque, en un contexto económico cada vez mas volátil, como consecuencia de la globalización y el progreso tecnológico, el trabajador tendrá menor riesgo de perder su capital humano y de sufrir elevadas pérdidas salariales al cambiar de empleo cuanto mas diversificado esté su capital humano”, señala Dolado.

Además, cree que habría que impulsar urgentemente la lucha para combatir el fracaso escolar, que estima tiene un coste económico para las arcas del Estado en torno al 0,5 por ciento del PIB anualmente. Para ello, por una parte se podría potenciar la educación infantil y secundaria y, por otra parte, mejorar el contenido y optimizar la financiación de la(educación universitaria, en la que las carreras son excesivamente largas y con programas sobrecargados, con un sistema de financiación que es socialmente regresivo, según su opinión. El número de alumnos universitarios que tenemos en España (1.4 millones) es prácticamente el mismo que en países como mucha mayor población, como Francia o Alemania, y el ratio de alumnos en la universidad y en FP (3:1 en España) difiere sustancialmente del existente en dichos países (1:1), por lo que Dolado concluye que “no será posible sostener financieramente un modelo el que existen más de 70 universidades en España con enormes desajustes entre la oferta y demanda de titulaciones”. Además – recalca – habría que potenciar la Formación Profesional y apostar por los Grados de 3 y no de 4 años en el nuevo Espacio Europeo de Enseñanza Superior.

Doctorado en Economía por la Universidad de Oxford y Máster en Econometría y Economía Matemática por la London School of Economics, Juan José Dolado es catedrático del Departamento de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid desde 1998. Anteriormente había trabajado como economista- jefe de la división de Investigación del Servicio de Estudios del Banco de España. Es autor o editor de casi una decena de libros y ha firmado cerca de un centenar de artículos científicos en diversas revistas académicas nacionales e internacionales de primer nivel. Sus áreas de investigación se centran en torno a Economía Laboral, Macroeconomía Monetaria y Econometría de Series Temporales.

Más información:

Oficina de Información Científica

FUENTE:  UC3M // Fco. Javier Alonso/SINC

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario