Economía

De mal en peor (La economía española se contrae un 1.8%)

Hoy hemos conocido los datos del Banco de España referentes al crecimiento económico, medidos en términos de Producto Interior Bruto (PIB), del primer trimestre de este año 2009, y son ciertamente desalentadores.

Según el Banco de España el PIB se ha contraído en un 1.8%, lo que supone el peor dato trimestral desde el año 1960, en el que la economía española redujo su crecimiento en un 1.9%.

Esta recesión, que todos intuíamos, pero que los datos han confirmado en el día de hoy, tiene sus causas más evidentes en la caída del consumo y de la inversión interna, que se han reducido en casi un 5%, mientras que el sector exterior, aunque ha caído en casi un 2%, se ha mantenido, al menos, en cifras positivas.

Sin embargo, la situación económica real de un país no puede limitarse a la medición del PIB, porque ofrecería una fotografía muy alejada de la realidad. La medición de la riqueza de un país debe de medirse siempre en términos de PIB per cápita, es decir, el PIB en función de la población del país.

Existen países con cifras de PIB muy elevadas, debido a que parte de su industria es altamente competitiva, pero con un gran volumen de pobreza y de desigualdad social. Por otro lado, existen países con cifras de PIB menos elevadas, pero con una sociedad más igualitaria y con crecimiento social positivo.

Lo importante es el PIB per cápita, y es muy frustrante comprobar como los organismos institucionales se empeñan en valorar, tan sólo, el PIB, sin cotejarlo con el número de habitantes de cada sociedad.

Esta situación se debe a un error de concepto en la esencia de la Economía. Ésta no está ideada para obtener la maximización del crecimiento de unos pocos, sino para generar el crecimiento económico de la sociedad en su conjunto.

Si tuviéramos en cuenta el PIB per cápita en España, a día de hoy, tendríamos una situación aún peor de la que ofrece el PIB, porque el PIB per cápita relativizaría el valor de las grandes fortunas y daría mayor importancia a las familias que no llegan a fin de mes.

Por tanto, la situación que dibuja el Banco de España aún mala, no es nada si la comparamos con la realidad, en la que la recesión es aún más acusada.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario