Economía

Mitín de Zapatero en el Debate sobre el Estado de la Nación

Zapatero ha utilizado el Debate sobre el Estado de la Nación para ofrecer un auténtico mitín electoral a los ciudadanos, ignorando cualquier tipo de autocrítica a su gestión y ofreciendo una serie de medidas, a todas luces insuficientes, probablemente ineficientes y claramente demagógicas.

Las principales medidas anunciadas son:

1. Eliminación de la desgravación fiscal por compra de vivienda a partir de 2011 para todas las rentas superiores a 24.000 euros

2. Reducción del Impuesto de Sociedades en cinco puntos para todas las Pequeñas y Medianas empresas que mantengan o generen empleo durante este año 2009.

3. Ayuda directas a la compra de automóviles, en colaboración con Comunidades Autónomas y Empresas.

La primera medida parte de un claro error de concepto. Tendría sentido si el ciudadano medio estuviera en condiciones reales de adquirir una vivienda pero estuviera aguardando a tiempos mejores para hacerlo, lo cuál está muy alejado de la realidad. El ciudadano medio no es una demanda efectiva para el sector de la vivienda. No puede plantearse el comprar una vivienda porque carece de ahorro, de crédito y de estabilidad laboral, todos valores necesarios para una compra tan a largo plazo como una vivienda. Por tanto, esta medida, que no aporta nada a la economía, será totalmente ineficiente.

La reducción del Impuesto de Sociedades en cinco puntos es insuficiente. España cuenta con los tipos impositivos más elevados de la zona Euro, lo cuál, junto con la elevada carga burocrática, desincentiva la generación de nuevos puestos de trabajo a través del autoempleo.

Mientras que las ayudas directas a la compra de automóviles son irrisorias. Zapatero plantea ofrecer 500 euros, que serían complementados con otros 500 euros a cargo de las Comunidades Autónomas, y 1.000 euros a cargo de las empresas automovilísticas. Por tanto, se trata de una propuesta que quedará en el aire y nunca será un hecho.

Por tanto, una vez más Zapatero demuestra su gran capacidad oratoria, su habilidad para construir castillos en el aire, sus dotes de encantador de serpientes, pero se olvida del pragmatismo necesario en estos momentos. La crisis económica actual no conoce de ideologías ni de culpables, simplemente requiere medidas eficientes, y si las ofrecidas hoy en el Congreso son las únicas que el Gobierno tiene en mente que el Diablo nos pille confesados.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario