“El tío Paco”

1
83

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                

    A medida que voy leyendo, voy pasando páginas de un diario provincial hasta encontrarme con una cuyo titular era: ¡Viva “er” tío Paco! De pronto, y un tanto alarmado,  pensé: ¡Coño! ¿Es que ha vuelto? Pero no, no se trataba de la vuelta del general dictador. Lo del “Viva “er” tío Paco” iba por Francesc Camps y procedía de de un grupo de etnia gitana con los cuales Camps tuvo un encuentro. La verdad es que, pensando en las somantas de palos que la derecha propinaba a los gitanos y la persecución que sufrieron estos durante cerca de cuarenta años en los que gobernó la derecha, uno no llega a encontrar una explicación coherente que avale y sostenga este “viva”, pero cosas más raras se han visto, y se verán. De todos modos está claro que Camps, el Tío Paco, goza del cariño cuasi parental de, al menos, una parte, no sé si más o menos numerosa, de las personas de raza gitana.

    En cualquier caso, y alrededor del Tío Paco, se están desarrollando una serie  de declaraciones en relación con el “caso Gürtel”  a cuál de ellas más pintoresca, llamativa y enigmática. Pintoresca por que el portavoz adjunto del PP en las Cortes Valencianas, César Augusto Asencio, afirmó, desde la tribuna de las Cortes, que “de Camps sólo hay sospecha de tres trajes” cosa que sentó mal en las filas del PP. Por otro lado el vicepresidente del Consell valenciano, Juan Cotino, queriendo quitarle hierro a la imputación de Camps, ha dicho que es “un mero asunto de trapos”. Lo que no ha dicho si es de trapos limpios o sucios. Pero hay que reconocer que las declaraciones de Aznar, respecto a Camps, son llamativas y enigmáticas, porque: ¿Qué quiere decir Aznar, cuando afirma que tiene “confianza en Camps, porque ha dicho tantas veces que todo se aclarará que yo estoy convencido de que todo se aclarará”? Aznar, ha quedado como Dios. Efectivamente de un modo u otro, con un resultado u otro, al final todo quedará claro. Pero hay más, Aznar ha dicho también que Camps “sobre todo, el que tiene que confiar en él es él mismo”. Como se puede ver Aznar no pone las manos en el fuego por Camps.

     De todos modos hay gente que considera, y es muy libre de hacerlo, a Camps, como alguien muy cercano y llega hasta a llamarle el Tío Paco.

                                      

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here