El sombrío horizonte del euskera en Navarra

0
143

EL SOMBRÍO HORIZONTE DEL EUSKERA EN NAVARRA

El siguiente escrito intenta ser un análisis del pasado inmediato del euskera en Navarra, sus vicisitudes políticas y su previsible futuro.

Durante la dictadura franquista se produce la utilización en exclusiva del euskera en política por grupos de ideología independentista , lo que propiciará la identificación de dicha lengua , en teoría patrimonio de todos los navarros con el independentismo vasco y marcará irremediablemente su devenir próximo con la creación de una dicotomía artificial (euskara=independentismo vasco y castellano= navarrismo español.
Si bien en los primeros tiempos del franquismo, la postura del régimen hacia el euskera fue claramente represora y coercitiva, con el paso del tiempo se fue relajando y en 1965 asistimos al nacimiento de las primeras Ikastolas de Navarra (teniendo a Jesús Atxa y Jorge Kortes como principales impulsores y a Amadeo Marco como colaborador necesario) con el objetivo de conseguir la normalización del uso del euskara en Navarra y que a base de imaginación e iniciativas como el Nafarroa Oinez han tejido una red 15 ikastolas por toda la geografía navarra, siendo en este momento consideradas concertadas por el Departamento de Educación y cubriendo la demanda educativa en zonas no vascófonas y posteriormente, la demanda de los padres euskaltzales conseguirá la implantación del Modelo D en los centros públicos, unificando cultura y euskera .
En  1986, asisitimos a la implantación de la Ley del Vascuence (con la creación de cotos geográficos virtuales e impermeables a toda influencia externa que a día de hoy aún permanecen vigentes) aunada con una  errónea aplicación de la discriminación positiva hacia el euskara durante el Tripartito del presidente Otano, al valorar de manera excesiva el
conocimiento de dicha lengua a la hora de optar a los puestos de trabajo (básicamente de la Administración foral) y consiguiente sensación de agravio comparativo y malestar entre los castellanoparlantes.
Tras ello, se produce la llegada al poder de partidos de centro-derecha navarrista ,que aprovechándose del descontento creado entre los no euskaldunes suprimirán  la discriminación positiva hacia el euskera, dejando constreñida la aplicación de la todavía vigente Ley del Vascuence, equiparando la valoración del euskera con otras lenguas de la Comunidad Europea y apareciendo como paladines de la igualdad de oportunidades para todos.
La dificultad intrínseca del aprendizaje del euskera ( lengua no romance),  sería uno de los factores fundamentales de la dificultad de la normalización del uso del euskara en la vida cotidiana de Navarra y del exiguo incremento del 1,5 % de vascoparlantes en los últimos 15 años, amén de la la miopía política de los sucesivos Gobiernos forales al hacer uso
del «pase foral» («se acata pero no se cumple») en las sentencias judiciales a favor del uso, promoción y valoración del euskera y al seguir dejando el euskera como baza política para los partidos políticos independentistas.
Ello unido a la aparición del modelo educativo British (modelo que utiliza el Inglés como lengua vehicular y que surge como respuesta a la demanda de los padres al vivir en una aldea global monopolizada por el inglés) aunado con  la agudización del fenómeno de la inmigración, (con el consiguiente aumento de gastos educativos debido a las nuevas necesidades de recursos humanos y materiales) y con  la severa crisis económica que se perfila en los próximos años y la consiguiente disminución de ingresos en las arcas forales , provocará en un futuro mediato el estancamiento y futuro declive de la matriculación en el modelo D (Modelo Educativo que utiliza el euskera como lengua vehicular).
El euskara se encaminaría pues, lenta pero inexorablemente, hacia un progresivo estancamiento y posterior fosilización, ayudado por la asfixia económica, apatía ideológica e inanición laboral, dibujándose un escenario a 30 años en el que quedaría reducido a los tradicionales islotes geográficos del Noroeste de Navarra así como pequeños rodales
ideológico-sentimentales esparcidos por diferentes pueblos y ciudades del territorio foral.

GERMÁN GORRAIZ LOPEZ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here