Sociopolítica

RUINA TRAS RUINA ES LA MARCHA DEL MUNDO

Quienes leyesen con atención los libros de la historia conocida del hombre y “sus repúblicas”; hallará de forma global, que las ruinas y desaparición de reinos e imperios; es una constante. Los malos gobernantes han sido plaga y siguen siendo y los pocos buenos que hubo y que supieron gobernar bien e incrementar el bienestar de sus gobernados y que fueron pocos; fueron seguidos por malos gobernantes o inútiles perniciosos, que no sólo no crearon nada, sino que dilapidaron lo que las generaciones anteriores habían creado sobre la base del trabajo, el ahorro y la buena administración, tanto familiar como pública. En una de esas épocas de malos gobernantes estamos sumergidos y a la vista está la situación de penurias actuales y que irán empeorando.

Se sabe que incluso en el muy poderoso Imperio Romano; hubo épocas de inflación, de pérdida del valor de la moneda, de aparatos político-administrativos, terribles por su voracidad, hasta tal punto que es un emperador el que manifiesta… “Ya somos más los contribuidos que los contribuyentes” (Caracalla). Así pues, aquel imperio no lo destruyen los bárbaros… sino “los bárbaros administradores que se convierten en plaga y consumen todo sin producir nada”.

Posteriormente y en el S. XIV; un rey francés que llega hasta a falsificar su propia moneda, creando un caos económico; en connivencia con el Papa de turno en Roma; confiscan los bienes de los Templarios y se los reparten. También en Francia, los de los ricos y propietarios de oro y plata; puesto que aquel nefasto rey, estaba endeudado hasta “las orejas” y necesitaba oro y plata para mantener sus guerras y poder. El Papado, llegó hasta vender “indulgencias”, para mantener su aparato ostentoso.

En la época del Imperio Español, es el tan vanagloriado Carlos I (V de Alemania) el que tiene arruinada a España, puesto que exige a sus súbditos cantidades enormes, simplemente para mantener las múltiples guerras que mantuvo y de las que España y los españoles, no se beneficiaron en nada… “salvo en la fama imperial”.

No tengo que recordar los desastres de la república alemana de Weimar, donde una barra de pan, se llegó a pagar con su peso en billetes, que ya ni valían para empapelar paredes… O el reciente “corralito” argentino, donde un gobierno inútil controla el dinero del pueblo de forma tiránica… así como de tantos otros desastres, que dieron lugar a guerras inútiles, masacres, grandes miserias y exterminios innumerables; hasta llegar a la “gran depresión americana”, que se catapulta al resto del mundo; consecuente a ello resulta la gran guerra mundial (la II) y que da a lugar a otra serie de guerras, que tras más de sesenta años, aún continúan matando y destruyendo; puesto que nunca han llegado a esa paz que sólo en determinadas partes del mundo existía… y digo existía, por cuanto hoy con el terrorismo y la invasión de todo tipo de delincuencia y degeneración, igualmente de todo tipo y condición, padecemos en casi todo el planeta… incluso en esa parte que idiotamente se presume de “civilizado”.

Por qué ocurre todo esto y se vuelve a épocas del pasado… simplemente, por cuanto los gobernantes no saben gobernar y como sólo piensan “en su panza y su bolsillo”… así como en los de sus allegados o mantenedores; pues nunca saldrá la Humanidad de esa maldita rueda, que rueda un poco hacia delante y luego vuelve atrás… y tras superar las nuevas miserias volver a empezar.

Los gobiernos en general, no son austeros y ahorradores de recursos, que como en cualquier “casa de vecino”, hay que practicar para cuando llegan épocas duras, tener reservas para hacerles frente… “O sea las célebres vacas gordas y vacas flacas del Egipto de los faraones”; cosa elemental y que recoge igualmente, la más moderna fábula de “la cigarra y la hormiga”; y que la propia Naturaleza nos enseña, en cada una de sus manifestaciones de vida que examinemos con atención.

Pero para mí esta claro, puesto que todo ello ocurre, por cuanto se gobierna sólo “para que se nutra la panza y el bolsillo”, nunca para que se nutra la inteligencia o la mente del gobernado… y es ahí, donde a mi entender… estaría la solución de todo… ¿Pero tal y como está la formación actual del individuo… a dónde se puede ir?… sencillamente a donde estamos y caminando hacia situaciones mucho peores y que inexorablemente estamos viendo… y veremos.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario