Sociopolítica

DEMOCRACIA O DICTADURA

Cuando esto escribo, acabo de leer un “tremendo” artículo, titulado ¿Es mejor una dictadura que una democracia degenerada?(Francisco Rubiales www.votoenblanco.com ) y el que inicia su artículo con el siguiente párrafo y que copio literalmente: “¿Es mejor una dictadura que una democracia degenerada y transformada en oligocracia, como la que padecemos en España? La elección no es fácil porque ambas provocan desprecio y repugnancia, pero si tuviéramos que elegir por fuerza entre una y otra, quizás fuera preferible la tiranía. Escapar de la tiranía es siempre más fácil que liberarse de una democracia adulterada”.

No es que  ya a estas alturas me sorprenda nada y tras haber vivido en esta incomprensible España, más de setenta años… pero los que vivimos aquellos años negros tras el fracaso de la II República y la entrada de la dictadura de Francisco Franco… la verdad; no quisiéramos vivir nada parecido y no estoy defendiendo ni a republicanos ni a franquistas… “pues en la negra historia aquella, tanto monta, monta tanto”: canallas y bandidos los hubo en cantidades enormes y en ambos bandos… “sus venenos aún colean gracias a la última desgracia española, cual ha sido el nefasto y devastador Rodríguez Zapatero”… el que pasará a la historia de España como algo especial y nefasto; quizá peor aún que aquel  otro elemento conocido como el rey felón (Fernando VII)… este es un país más imbécil que desgraciado y que no aprende de su propia historia; sigue practicando el conmigo o contra mí y; “señor déjame tuerto para ver a mi vecino como le sacas los dos ojos” (metáfora terrible que sólo se podría producir en esta tan bien llamada… cainita España).

Y es que en España aparte del analfabetismo e incultura ancestrales, se da otro tipo de individuo al  que yo califiqué con una nueva palabra (ANALFABESTIA): y a la vista está la situación tensa en que vivimos y que cada día se tensa más. Todo es por  la incultura y nada más; el español que ha dispuesto de enormes cantidades de dinero, más que suficiente como para cultivarse intelectualmente; ha preferido tirar de lujos y derroches, mirarse su ombligo, despreciar todo lo que le resta orgullo y apariencia… “mejor cambiar de coche siete veces, tres de piso o vivienda, cien de atuendos y lujos… que comprarse cada semana un libro y culturizarse un poco para tratar de convivir bastante mejor que ha sido la convivencia entre españoles”. El cerrilismo hispano sigue galopando y devastando los campos de España.

Como hecho que culmina toda la imbecilidad española, es el viejo combate que se sigue con el idioma común (el español que no castellano) que sólo se da en España y además con el  consentimiento de los inútiles gobiernos que lo permiten.

Yo… Aún creo en la democracia, si bien cada día menos… pero creo en una verdadera democracia… en una dura democracia, que debe ser mucho mejor que una dictadura, pero ya digo, ha de ser DURA; con leyes claras y concisas y que se hagan cumplir al que las infrinja, sea el rey o presidente republicano, y todos los demás… hasta el último de los que circulen por la nación o país. Por descontado que los tres poderes tienen que tener independencia; para ello deben ser elegidos por el  pueblo… pero es que yo considero que debe existir otro poder sobre todos ellos y es UN TRIBUNAL compuesto por trece hombres y mujeres, mayores de 50 años y de conducta irreprochable, elegidos por el pueblo y los que instituidos en tribunal especial, intervendrían en los casos de gran importancia para el sostenimiento y mantenimiento del Estado… estos miembros no sería necesario que fuesen especialistas en nada; simplemente que supieran interpretar bien LA LEY NATURAL… y obligados a absolver o  condenar; la abstención no sería permitida y de ahí lo de “13”; su fallo inapelable y sostenido por su libre decisión, fuera de todas las leyes escritas y vigentes. Y no, no se asuste nadie… en cierto modo es  volver a  los antiquísimos consejos de ancianos de  la tribu; sólo que en este tribunal  igualmente contarían las mujeres en equidad con los hombres… “seis mujeres, siete hombres o siete mujeres, seis hombres”; que se reunirían cuando fuese preciso y por tanto no sería necesario otro gran tinglado judicial. Sus emolumentos a estudiar, pero sin grandes estipendios… se recuerda que deben ser individuos, bastante bien formados y por tanto bastante poco egoístas.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario