Sociopolítica

Reabrir heridas

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                 

     Vengo observando la total y absoluta unanimidad que existe en la derecha en todo lo referente a criticar la Ley de la Memoria Histórica y sobre todo la falta de solidaridad y comprensión hacia los familiares de los que fueron asesinados durante el régimen franquista.

     “Zapatero es un rojo que no ha hecho más que reabrir heridas”, dicen aquellos que se niegan a que se restituya el honor y la dignidad a los republicanos que la perdieron ante un pelotón de ejecución.

     Reabrir heridas, dicen ¿es que en  algún momento de la más inmediata historia de España se han llegado a cerrar las heridas de los familiares de todos aquellos que fueron fusilados y enterrados en una cuneta, en medio de un descampado o en una fosa común en cualquier lugar o cementerio de España y después de siete décadas aun están allí? ¿Se pueden cerrar esas heridas? Esas heridas solo pueden cerrarse cuando todos los represaliados durante y después de nuestra Guerra Civil estén en una sepultura digna donde sus familiares puedan visitarles. Creo que lo que se pide no es mucho. Se pide justicia y la reposición de la honorabilidad de las víctimas del dictador.

      La verdad es que todos esperábamos la Ley de la Memoria Histórica pusiera fin a tan injusta situación, pero no, está claro que la Ley o es muy complicada a la hora de aplicarla o se ha quedado corta. Dadas las circunstancias creo más en esto último. Estamos asistiendo a la vergonzosa situación de ver como los jueces se pasan la patata caliente de unos a otros ante las solicitudes de los familiares de las víctimas para inhumar sus restos. Aquí se va de Herodes a Pilatos y al final todos se lavan las manos. Está claro que Zapatero no ha conseguido el objetivo que pretendía, no quisiera pensar que ha sido debido a las presiones que le vinieron desde la derecha durante el trámite parlamentario y que por ello que no ha dada satisfacción con esta Ley a los legítimos derechos y deseos de los damnificados, con el añadido negativo para el presidente del Gobierno de España, de que además la derecha le llama “rojo” en tono despectivo y le acusa de “reabrir heridas”. Eso son cosas que suelen ocurrir cuando no se enfrentan los problemas con el valor y la rigurosidad exigida.

                                                       

 

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario