EL PODER DEL DINERO DEL PETRÓLEO (Alaska 20 años después)

0
150

Atribuyen a Onassis (tristemente famoso aventurero del pasado siglo) la demoledora frase siguiente y que por si misma cataloga a la inmensa mayoría de miembros de la Humanidad y todo cuanto ocurre de calamidades sobre la misma:

«En este mudo todo se compra con dinero y lo que no se puede comprar con dinero…SE COMPRA CON MÁS DINERO».

Mientras cada ser humano tenga un precio, el que lo pague será dueño de dicho ser humano, que de inmediato habrá perdido su dignidad, junto con su libertad.

Reflexiono así al leer la noticia que me llega de una publicación norteamericana en idioma español y que comenta la terrible catástrofe, ocurrida en las costas de Alaska hace ya veinte años y que produjo el petróleo derramado por el petrolero «Exxon Valdez» y que la comentarista  Amy  Goodman (autora de la noticia que comento) fija en once millones de galones (esta medida inglesa equivale a cuatro litros  y medio); por tanto hablamos de unos cincuenta millones de litros de petróleo en bruto.

Cómo el pleito iniciado tras esta catástrofe; que podemos considerar mundial… aún no ha concluido; se considera en los medios verdaderamente libres de USA; que este pleito no es sólo material, sino que por su no solución y pese a esos veinte años de pleitos, este hecho es una amenaza para la propia democracia norteamericana.

Pero es que como digo al principio… el dinero lo puede todo y así, si al final se llega a una solución legal… «o legalizada  para cubrir el expediente»; los responsables de ese catastrófico hecho, pagarán nada y menos y tras vete a saber cuántos años de pleitos, puesto que por cuanto se dice, ese dinero que hay detrás, puede seguir alargando los trámites judiciales hasta ni se sabe cuándo.

La realidad es que un ataque de un ejército enemigo a aquellas costas, no hubiese ocasionado todo el daño que aquella «inmensa manta de asqueroso oro negro», ocasionó a aquellas costas, los fondos marinos, las especies que allí vivían y a los hombres que de toda aquella riqueza vivían sin agotar aquellas enormes reservas.

Veamos: «El masivo derrame se extendió 1.900 kilómetros desde el lugar del accidente, y cubrió 5.150 kilómetros de costa y un área de 25.900 kilómetros cuadrados en total. La vida marina quedó devastada. Medio millón de pájaros marinos murieron, además de 5.000 nutrias marinas, 300 o más focas de Groenlandia y millones de salmones jóvenes, huevos de peces y peces jóvenes. La muerte de los huevos de peces provocó un impacto de largo plazo, en la pesca de arenque y salmón. En 1993, la industria pesquera estaba en quiebra. Las familias perdieron su sustento luego de haber pedido grandes préstamos para comprar botes y permisos de pesca costosos; los arenques y tras veinte años, aún no han vuelto.

Esta situación es una de las bases de la acción legal contra ExxonMobil, la mayor empresa petrolera del mundo. El complejo litigio se ha prolongado durante dos décadas, y ExxonMobil está ganando. Hay 22.000 actores que demandan a ExxonMobil. Un jurado fijó una indemnización de 5.000 millones de dólares a los demandantes por daños y perjuicios. Esta cifra fue reducida a la mitad por un Tribunal Federal de Apelaciones, y fue reducida finalmente a apenas poco más de 500 millones por la Corte Suprema. A lo largo de los 20 años de batallas judiciales, 6.000 de los demandantes originales murieron. ExxonMobil, con sus ejércitos de abogados, puede hacer que el caso de Valdez permanezca en los tribunales durante décadas, mientras los pescadores damnificados van muriendo».

Todo ello sin contar los daños a la naturaleza, que por lo visto ni se tienen en cuenta.

¿Cuántos casos similares a este, o de otros tipos y de gran o menos grande envergadura, han quedado impunes y lo hemos visto a lo largo de nuestra vida?… ¿Leyes, jueces y fiscales?… diremos como Lenin dijo sobre la libertad para el  pueblo… ¿Libertad para qué?… sigue imperando la fuerza del dinero, que como dijo el  clásico español, sigue siendo… «el poderoso caballero»… y añado yo: ante el que la inmensa mayoría se doblega e inclina… dejemos algunas excepciones que puedan existir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here