Sociopolítica

El mundo en crisis

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                  

    Hace unos días leía la noticia dada por un periódico de que diariamente morían no sé cuantos miles de personas por “desnutrición”. Lo de “desnutrición” me supo a un nuevo modo de expresión. Pensé: Ahora ya no se habla de que la gente se muere por la hambruna, ahora las personas del tercer mundo se mueren por ·”desnutrición”. Como he dicho pensaba en una nueva acepción de la palabra hambre.

       No, no era por eso por lo que se hablaba de “desnutrición” en vez de hambre o de hambruna, se hablaba así porque a la vista de cómo andan el mercado futbolero a más de uno se le iban a saltar los colores y les iba a afectar un cierto sofoco, vergüenza no sé, al darle a un futbolista, caso Cristiano Ronaldo, o caso Kaká, 94 millones de euros al primero y 65 millones al segundo, he leído en un periódico que el total de la operación son 230 millones de euros, mientras cientos de miles de personas mueren por “desnutrición”, que no de hambre, a no ser que ahora a la palabra hambre le hayan cambiado el significado y se defina ahora al hambre como desnutrición, que, si no me equivoco, se produce como consecuencia del hambre.

        Me dicen, yo no lo he escuchado directamente, que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, ha dicho que el futbol ya no es una actividad deportiva sin más, sino que el futbol se ha convertido en un negocio. Yo pienso que invertir esas cifras en un negocio, tal y como están hoy las cosas, es un tanto arriesgado porque los negocios se fundamentan en el apoyo de los que consumen el producto que ese negocio produce y por lo tanto hay que tener en cuenta si los consumidores de ese producto pueden o no adquirirlo. Taquillaje, venta de camisetas y otros equipamientos deportivos del club de sus amores, venta de abalorios de todo tipo referentes al club, derechos de televisión que vienen dados por la publicidad que de forma indirecta pagamos todos los consumidores al comprar los productos que se publicitan. En fin, que al final es el consumidor el que paga el pato. El futbol, y todo lo que gira a su alrededor, se ha puesto muy caro para el espectador, o hincha, pero por lo visto los prebostes de los clubes de futbol saben que al final el consumidor va a responder a pesar de la crisis. ¿Por qué estamos en crisis? ¿No?

       Los tiempos cambian y ahora ya nadie se muere de hambre, ahora mucha gente, muchísima, muere por “desnutrición”.

                                                               

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario