Economía

Disparates varios (British Airways propone a sus empleados trabajar sin cobrar)

Puede ser el calor o puede ser la crisis, pueden ser las altas temperaturas o pueden ser las ingentes pérdidas que están sufriendo las grandes compañías, pero algo debe de estar pasando que está rompiendo las reglas básicas del intercambio de trabajo.

Hasta estos días siempre nos habían enseñado aquello de que trabajas y el empresario te paga un dinero por el tiempo que has dedicado a trabajar para él, que es lo que viene a llamarse salario.

Pues bien, todo ha cambiado ahora, y algún lumbreras ha decidido que las reglas deben de cambiar y que ahora se puede trabajar sin cobrar. El lumbreras trabaja para British Airways y les ha propuesto a sus empleados el trabajar un mes sin sueldo.

Eso sí, él ha decicido no cobrar durante este mes de junio, para dar ejemplo, supongo, pero el único ejemplo que ha dado es de demagogia y no de sacrificio.

Porque este tipo cobra 72.000 libras al año (unos 84.000 euros), lo que viene a darle, prorrateando las pagas extras, unos 7.000 euros al mes, de los cuales va a prescindir durante el mes de junio. Pero si amortizamos estos 7.000 euros a lo largo del salario del resto del año, veremos que cobraría cada mes 6.364 euros, más o menos.

Ahora si extrapolamos esta medida al trabajador que menos cobra en British Airways, 12.000 libras (unos 14.000 euros) obtendremos que cobra al mes unos 1.166 euros, de los que tendrá que prescindir uno de los meses. Y si hacemos el mismo ejercicio de prorrateo obtenemos que su salario el resto de los meses quedaría en 1.060 euros.

Por tanto, estamos viendo que el esfuerzo que hace el pobre ‘currito’ mileurista es mayor que el que hace el alto Ejecutivo, con lo que estamos ante una medida injusta que beneficia, como siempre a los dirigentes y penaliza a los trabajadores, ya que pierde su poder adquisitivo, mientras que el alto Ejecutivo mantiene su nivel de ingresos.

Bien harían los dirigentes de British Airways en buscar políticas de captación de clientes y de implementación de gestión eficiente para poder competir con las Low Cost en lugar de dedicarse a inventar estas locuras veraniegas.

Porque está claro que el único objetivo de la aerolínea es asustar a los sindicatos, los cuáles ante esta perspectiva es probable que acepten un acuerdo que no aceptarían en condiciones normales.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario