DESPOTISMO… ILETRADO

1
76

El denominado “Despotismo Ilustrado”; se caracterizó por cuanto los intelectuales influyeron “algo” (bastante poco) en los absolutistas reyes de la época y con ello  lograron algunos avances, pero sólo en las élites,  puesto que el  pueblo como un rebaño indefenso, siguió sumido en sus miserias e  ignorancias y pienso que por ellos tuvo que llegar aquella revolución en Francia, que cortó cabezas a mansalva y acabó hasta con el último vástago de la familia real reinante… continuadora de aquel bestia enano y que pasó a la historia más que por otra cosa, por la terrible frase y que demuestra por sí misma al déspota máximo… “Después de mí el diluvio”.

Tampoco aquella revolución solucionó nada y pese a que tuvo que “arreglarla” un dictador fuerte e inteligente, cual fuera Napoleón Bonaparte; pero como quiso arreglar también a Europa y limpiarla de “podridas testas coronadas”; éstas se coaligaron y acabaron con él; restablecieron todos o casi todos sus poderes y a seguir en el absolutismo del  que la peor parte fue para la desgraciada España; que en vez de recoger los “aires frescos napoleónicos”; recibieron vergonzosa o bochornosamente, a aquel rey plaga conocido como el rey felón y que fue nefasto, como sus antecesores (sálvese Carlos III) y sucesores; y que terminan con la cobarde y vil huída de Alfonso XIII, dejando a España en un caldo terrible y que terminó (tras muchas contiendas anteriores tras el rey felón) en la más sangrienta de todas y que en la historia se conocerá como la guerra civil de 1936 a 1939… pero la realidad demuestra que esa guerra civil (última) se inicia el mismo día de la huída del cobarde Borbón y no termina hasta 1965 (Julián Grimau creo recordar) donde es asesinado el último “rebelde”… y aún así no  ha terminado aún, puesto que otro nefasto y devastador  gobernante (“Zapatero el inútil”) escarba en los sentimientos del cerrilismo español  y desentierra huesos de muertos “no clasificados”, para mediante ello asegurarse unos votos para seguir nutriendo su panza y su bolsillo… tristemente le siguen otros muchos “bolsillistas” y los enfrentamientos siguen aún en candelero… el cerrilismo español, son “los verdaderos brotes verdes y no los inexistentes económicos que preconiza este inútil actual”.

Cuanto antecede dice bien a las claras que hoy lo que rige en España y también en gran parte del mundo, es lo que yo he bautizado como… “Despotismo iletrado”… y ¿por qué este calificativo?: veamos y cada cual que mueva su caletre y piense.

Nunca han sido tan abundantes los  iletrados, zoquetes, zotes, inútiles, gobernantes y a todos los niveles, que dicen gobernar y regir el mundo; simplemente fíjense desde en sus gobernantes más cercanos hasta los máximos mundiales y que tengan conocimiento de  sus actividades y logros en la vida civil  y luchando dentro de la feroz competencia que hay en el mundo privado para dentro de las leyes, lograr fama y fortuna por trayectorias encomiables y que estimulen a los demás habitantes de este desgraciado planeta… vean  sus acciones y reacciones, analicen su intelectualidad… muchos y como dicen en mi tierra… “si los zaleas sueltan bellotas de alcornocal”.

El fracaso es tan atrozmente brutal, que se puede simplificar en pocas palabras y que resumo finalizando este comentario de hoy.

Nunca, nunca, nunca, hubo una sociedad que tuviese en sus manos tanta y tan alta tecnología, tantos y tantos  medios materiales para lograr unos equilibrios sociales y económicos duraderos; sin embargo nos han  llevado a  una situación de ruina que es inexplicable por demás, digan lo que digan y lo hagan como quieran… todo ello sólo demuestra una gran verdad; hemos sido gobernados por inútiles totales y lo peor de ello es que siguen en su inutilidad  y no se ven destellos de verdaderos estadistas que reencaucen todo ese potencial de medios antes referido, para que lleguemos a una situación de paz y verdadero progreso del que hoy estamos muy lejanos.

Mantengo por tanto lo de “despotismo iletrado” y creo soy piadoso calificándolo así; pues en realidad es el moderno absolutismo de hace siglos, pero perversamente camuflado; estamos tan indefensos ante los nuevos déspotas, como en el S. XVIII; sólo que hoy y debido a la técnica… “hay más comida y bebida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here