Sociopolítica

Reflexiones de un lunes post-electoral

Terminaron las elecciones legislativas, perdió la mafia, ya festejamos, ya gritamos, ya saltamos y ya nos quedamos hasta las 2:30 de la mañana para ver a un Kirchner posiblemente empastillado titubear como pocas veces se ha visto a alguien en los últimos tiempos. Se quiso hacer el malo, no le salió, tenía los ojos rojos, la voz más pastosa que de costumbre, ¿valium para evitarle saltar del piso 19?, no es muy descabellado.

Pero además de eso, el escenario post-electoral dejó muchas conclusiones y eso que aún falta bastante para que asuma el nuevo Congreso, y como tenemos para largo, lo voy a ir separando por partes, empezando por lo que más disfruté:

Los perdedores de la fecha.

  1. Sin dudas nadie perdió tanto como Néstor Kirchner. Robó las cajas de las AFJP para comprar voluntades y aún después de eso perdió. Patoteó, manipuló, armó operaciones Verbitzkeanas contra sus rivales y perdió. Hubo denuncias de irregularidades, pero perdió. Se le rebelaron los gobernadores, probablemente se le rebelen los intendentes y capaz que hasta Cristina empieza a gobernar. En su delirio totalitario se hundió solo. Históricamente la Argentina es un país Presidencialista al que le importa poco y nada el Congreso, Kirchner le dio una importancia que normalmente la elección no tendría en el común de la gente… y ahí estuvo su error, perdió por soberbio. Y encima huyó como una rata de la Presidencia del PJ. El gran perdedor por excelencia.
  2. Elisa Carrió hartó a la gente haciéndose la piola, transpirando superioridad, anunciando calamidades que nunca se cumplen y trazando sus imaginarias líneas de buenos y malos, además de siempre siendo la mayor artífice de la fragmentación de la oposición. No tiene muchas diferencias de personalidad con Néstor Kirchner, es totalitaria pero se presenta como buena y como honesta. Sin ella el Kirchnerismo no hubiera durado 6 años, la oposición se hubiera armado antes y nos los hubiéramos sacado de encima. Perder por 6 puntos con Pino Solanas es patético, y ni siquiera ir a encabezar la lista, dejando a un tipo capaz pero con la carisma de un taburete encabezarla, creyendo tener un aura de pureza que se extendería y alcanzaría es una muestra del ego desmedido de esta mujer. Que se retire de una buena vez. Su desesperación la llevó a pelear con De Narváez olvidándose de Kirchner y la gente no fue estúpida, se dio cuenta que esta mujer es un peligro y la castigó.
  3. Agustín Rossi. No hay que hablar mucho, nadie se acuerda de él, sacó un patético y tristísimo 9% en Santa Fé, elección que fue monopolizada por Reutemann y Binner. Se le acabó el circo.

Los ganadores de la fecha.

  1. El campo se le plantó a Kirchner el año pasado con una consigna simple “no robarás” y le ganó, lo hizo tambalear por primera vez en seis años cuando logró que el Senado tumbara la 125. Se erigió como una fuerza política importante con buenos personajes (Llambías es por lejos el que mejor habla y el que más ideas tiene). Compitió por 16 diputados y ganó 8, y en los sectores agrícola ganaderos el kirchnerismo fue humillado, como en Córdoba, Santa Fé, Entre Ríos y el interior de Buenos Aires. El campo dejó de ser un espectador de la política y se volvió un participante de peso. Si no hacen estupideces, bienvenidos sean.
  2. Mauricio Macri es, para mí, el que más ganó y por lejos. Se propulsó como figura nacional, está aprendiendo a jugar en primera y cada vez habla mejor de República, Límites al Estado y Federalismo. Cierto, le falta sacarse al PJ de encima, pero si lo lograra, Macri sería un muy buen Presidente, sobretodo sin alguien que le estorbe la gestión. Le jugó a Kirchner en su cancha y le ganó, y eso no es poca cosa. Además, ganó sin postularse a nada, solamente acompañando, va a seguir como Jefe de Gobierno y por ahora no hay muchas críticas que hacerle. Como si no fuera poco, el PRO parece tener bastante más gente joven que el dinosáurico PJ del conurbano, ¿ahí está la esperanza de la Argentina?, tengo mis dudas, pero es mejor opción que el FpV hasta que surja una.
  3. La UCR y la pongo por encima de De Narváez. La UCR ganó para diputados en Córdoba, sacó el senador por la minoría de Córdoba, ganó Mendoza, está aliada con Binner en Santa Fé, ganó Entre Ríos, sacó un digno 21% en Buenos Aires y encima ganó Santa Cruz. Hizo una elección impresionante, y después se analizará si fue el efecto Alfonsín frío o no, pero por fin algo parece hacerle un poco de sombra al peronismo. Es una lástima que el partido de Irigoyen y Alem esté copado por la izquierda, pero no es nada que no pueda depurarse.
  4. Francisco De Narváez se ungió como el patrón de la provincia de Buenos Aires con todo lo que implica. Los barones del conurbano van a apilarse corriendo detrás de él, y va a tener que ser muy vivo para no dejarse seducir por las lacras estas. Además, se convirtió en el tipo que puede definir la próxima elección a Presidente con sus apoyos. No puede aspirar al máximo cargo así que no va a sabotear a Macri. Bien por el colorado, que hizo una campaña a lo Estados Unidos: con plata del bolsillo.
  5. Julio Cobos sigue siendo el personaje con mayor imagen positiva en el interior del país y lo único que hizo fue negarse a saquear al campo. Parece que los argentinos nos conformamos con poco, pero no fue poco. En Mendoza, el 5to distrito por tamaño, arrasó con el 50% de los votos doblando los que sacó el delfín del FpV. Cobos es presidenciable y lo sabe, y el perfil bajo que cultiva le está resultando una buena estrategia porque es la única opción no peronista, y probablemente si se termina aliando con Binner arrasen en las presidenciales (por más que muchos no comulguemos con el socialismo, es sumamente posible que se junten y ganen).
  6. Reutemann volvió a surgir como la gran esperanza blanca. Referente del PJ anti-kirchnerista y encima con buena imagen en el interior, le ganó al dificil Binner (personificado en Giustiniani) teniendo Binner todo Rosario atrás. El Lole no quiere salir segundo, pero su eterna tibieza e indecisión lo pueden condenar, en el momento en que tuvo que hacerse cargo de algo no lo hizo y muchos no se lo perdonan.

A definirse su situación:

  1. Gabriela Michetti es cierto, ganó en Capital y ganó cómoda, pero si su aspiración es la jefatura de Gobierno ganarle por 7 puntos a Pino Solanas no es mucho. Va a tener que trabajar bastante, pero hizo una buena elección y se la sigue mostrando a nivel país.
  2. Daniel Scioli. Hubo que recurrir a esta babosa para que De Narváez no arrastara y Danielito lo sabe. Kirchner huye y lo deja a cargo del “modelo”, pero Scioli empieza a tener peso específico propio. Sería un problema para todos los hombres y mujeres de bien que lo supiera aprovechar y lograra que la basura del conurbano se encolumnara detrás suyo. Probablemente ahora pueda trabajar más tranquilo sin la sombra de Néstor.
  3. Felipe Solá huyó a tiempo del kirchnerismo y se juntó con ganadores, tiene relativa buena imagen después del quilombo de la 125, pero muchos no le perdonan ni su pasado kirchnerista ni su traición al modelo.
  4. Hermes Binner sigue siendo una figura de peso. Perdió el Senado pero ganó para la cámara de diputados y se sigue mostrando como una figura no peronista de peso. Por ahora dice que le gustaría aspirar a un segundo mandato en Santa Fé, habrá que ver. Vuelvo a insistir, Cobos-Binner sería una fórmula que le peronismo tendría MUY SERIOS problemas para vencer.
  5. Cristina Fernández con Néstor golpeado, derrotado, papeado y cagado de miedo capaz que puede gobernar sola y fracasar por su cuenta. Una cosa es que la puteen por lo que hace y otra por lo que hace su marido. Capaz que sin la sombra de Néstor saboteándole todo no termine mereciendo la inyección y solamente merezca ir presa.

Algunas consideraciones finales

Me llama la atención el silencio de Bonafini, de Hugo Chávez que se metió de cabeza en la campaña (probablemente le haya restado votos al FpV), de Kunkel, Diana Conti y de esos extraños voceros que tiene la mafia que ya se está yendo del poder. Sin poder y sin caja son cobardes y lo peor es que lo demuestran, y el peronismo no perdona ni cobardes ni mucho menos perdedores. Néstor Kirchner lo sabe y renunció antes de que lo renuncien y se vuelva todavía más humillante sud errote.

Hay opciones para sacárnoslos de encima en 2011, Macri, Solá, Reutemann, Cobos y Binner más algún tapado forman muchas combinaciones posibles, y serían el segundo paso en la línea que hay que seguir para recuperar las instituciones y la República.

A la larga, con la derrota de Néstor ganan todo menos Néstor y eso es bueno. Hasta a su mujer le conviene que a este déspota le bajen los humos un poco. Peor no hay mayor ganador que el pueblo de la República que ve que sus libertades básicas y su propiedad va a estar un poquito más a salvo.

Ahora hay que esperar que el nuevo Congreso mande al olvido los Superpoderes y la Emergencia Económica, además de reformular el Consejo de la Magistratura en un órgano independiente para que deje de ser El Tribunal de la Inquisición de los jueces, entre otras atrocidades del kirchnerismo.

Falta mucho para el 10 de diciembre, día en que se renueva el Congreso. El Precio de la Libertad es la Eterna Vigilancia, y habrá que cuidar muy bien estos 6 meses que lo que queda de la escribanía Kirchnerista no decida tomar por asalto la República, con esta gente nunca se sabe qué puede pasar y hay que estar preparados. Tienen tiempo de hacer daño todavía.

Finalmente, las elecciones se desarrollaron sin ningún inconveniente, más que algunas denuncias de irregularidades. El compromiso de fiscalizar, el miedo al fraude, hicieron que miles de argentinos cuidaran las urnas y los telegramas y al final la elección fue limpia, justa y hasta apasionante. Hay que deshacernos de las viejas mañas.

Sobre las elecciones de Córdoba voy a escribir un post posterior. Me interesaron mucho, así que se merecen más de mi parte que un mero resumen y a lo mejor más adelante un poco escribo sobre la Gripe A y las elecciones, por ahora, buena elección.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario