Vacaciones de crisis (Mismas vacaciones, vacaciones diferentes)

1
156

Juan Mari Narvaéz del Cielo es un tipo normal, como tú y como yo, como los demás, mediocre, sin más, sin sobresalir en nada, o en casi nada, si aceptamos el mus como actividad en la que sobresalir, un tipo del montón de esos que trabajan, cuidan de sus hijos y comparte su vida con su pareja.

Juan Mari Narváez del Cielo comienza hoy sus vacaciones, igual que todos los años, pero diferentes, porque su situación ya no es la misma, las cosas han cambiado y el bolsillo lo nota, arrastrando consigo a las vacaciones.

Juan Mari Narváez del Cielo no ha alquilado un apartamento para todo el mes como solía hacer antes, el año pasado, cuando no había crisis, o se intuía pero no se sentía, sino que se ha ido a la casa del pueblo, a la de sus padres, a la que no pisaba hacía 5 años, por nostalgia, dice, por circunstancias de su economía sabe.

Juan Mari Narváez del Cielo ahora vive con un solo sueldo, su mujer sufrió un ERE, la cantidad neta que ingresa cada mes ha sido reducida, congelada dicen, y las facturas del colegio de sus hijos, por supuesto privado, del piso en el que viven, de la casa de la playa, de los coches, y de las compras realizadas con tarjeta de crédito se agolpan en su conciencia.

Juan Mari Narváez del Cielo estaba dispuesto a sacrificar todo menos sus vacaciones, por ello eligió el pueblo, más económico, redentor de excesos del pasado, una vuelta a las raíces, un regreso al origen de los tiempos.

Juan Mari Narváez del Cielo no tiene nada ahorrado, no le hacía falta, antes, ahora ya sí, todo lo que ingresaba gastaba, incluso más, pero no importaba, todo se financiaba, sin problemas, todo era cuestión de intereses.

Juan Mari Narváez del Cielo coloca en el coche sus maletas, las bicicletas de los niños y a su familia, se marcha de vacaciones, como todos los años, pero este año algo será diferente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here