Sociopolítica

DE PROFESION LAZARILLO O MEJOR CIEGO

¡Qué lejos quedó el Siglo de Oro Español para nuestros estudiantes y qué cerca está en nuestro día a día!
Nunca la Novela Picaresca ha estado tan actual. Es difícil encontrar un periodo político en el que sus obras hayan sido verdaderos tratados para sus gobernantes. Tratados socio políticos y económicos. Códigos abreviados de leyes para los mandatarios elegidos por todos bajo el, engaño de la llamada Democracia actual, basado en una gran mentira: “Todos los ciudadanos son iguales ante la ley”.
Sin olvidar el Refranero Español, que apuntilla todos y cada uno de los movimientos políticos de la casta dirigente. Sistema de Castas inverso al de otros países, ya que la Casta de los Intocables es aquí la Casta Dirigente.
Siguiendo con mi primera referencia a la Novela Picaresca, hoy, es tan sencillo explicar las aventuras de Lázaro y el ciego a los niños, como explicar el significado de Política a los adolescentes. En ambos casos son válidos los mismos ejemplos.
La madre de Lázaro se despide de su hijo con las mismas palabras que podríamos usar las madres que vemos cómo uno de nuestros hijos elige dedicarse a la política, siendo lo escrito entre paréntesis lo que añadiríamos como madres:
“Hijo, ya sé que no te veré más (a solas). Procura ser bueno y que (mi) Dios te guíe. Criado te he y con buen amo te he puesto, válete por ti”.
La primera en la frente. Esa llega cuando la persona que está a nuestro lado, en la que confiamos plenamente, se encarga de abrirnos los ojos. Vemos a partir de ese momento que en la vida y sobre todo en política, todo vale. Aprendemos que nadie es de fiar.
Siempre es duro el primer golpe, es como si nos golpearan la cabeza contra una piedra. Pero de esto debemos obtener la mejor lección si queremos seguir adelante: Aprender a sobrevivir y continuar.
Pequeñas artimañas de resultados mínimos mientras maduran el vocabulario y la charlatanería. Ya saben, poder llegar a debatir y hablar sobre el estado de la nación durante horas y horas sin dar soluciones, usar el lenguaje de la forma más extensa posible otorgando a las palabras un significado nulo, aprovechando así pequeños despistes que permitan recoger las migajas que otros van cediendo.
Más serio se pone el asunto cuando se trata del vino. El tiempo empleado y las destrezas utilizadas aumentarán el valor de lo deseado. El vino hará que se las ingenien para que sin acercarse mucho se beneficien de lo que empieza a ser insignificante:
“Total, un trago no se nota”. Piensan.
Pero más de uno …
Lo que puede provocar que alguien con más poder que nosotros nos avise de forma poco delicada.
El sacrificio aumenta de forma proporcional a las recompensas que van apareciendo.
Estamos llegando a la prueba de fuego en Política:
“Si yo como las uvas de dos en dos y tu no me dices nada, es porque tú las come de tres en tres” Dijo el ciego a Lázaro.
Yo no quiero poner nombres porque cada uno tenemos nuestros actores favoritos para estos papeles.
En el sistema político actual siempre está el ciego acompañado de Lázaro. Los demás ciudadanos de a pie, somos los que facilitamos con nuestro trabajo el vino, la longaniza y las uvas. Somos los que debemos tener los ojos abiertos para actuar y no permitir que a nuestros políticos les ciegue la avaricia, la cual, siempre rompe nuestros bolsillos.
Los representantes son más o menos ciegos, más o menos lázaros, aunque no todos son iguales y no todos están escasos de valores.
Si, es cierto. Lázaro abandona al ciego, no sin antes hacerle pagar por lo que le hizo pasar.
Ese es el momento en el que Lázaro es consciente de que no se puede obtener nada más de esa situación y actúa, pero lo hace pensando en él, en nadie más.
Al igual que nuestros políticos, sólo reaccionan cuando la avaricia les ilumina.
Habría que dar las gracias a los que siendo ciegos, gobernaron la economía correctamente y nos hicieron crecer como país.
Deberíamos tener mucho cuidado con los lazarillos, quienes viendo cómo los que ostentan el poder se aprovechan de su situación para beneficio exclusivamente personal, se callan para comer de tres en tres las uvas, sin recordar que si ellos están ahí, es porque alguien les ha votado.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario