Sociopolítica

Diario de un D.N.I.

Hace unos días leía en un periódico, las largas colas que se formaban y los problemas que había para sacarse el dichoso D.N.I. y he podido comprobarlo en primera persona, mi esposa a la que acaban de dar la nacionalidad española tiene que cambiar su N.I.E. por su D.N.I., total que pienso voy a solicitar la cita previa por teléfono y no tengo que ir a hacer colas, primer escollo, el contestador automático de cita previa te pide tu número de D.N.I., por lo que la cita previa ya no es una opción ya que el sistema no reconoce el N.I.E. y no te deja seguir adelante en el proceso. Bueno pienso, pues nada nos tocara madrugar un poco más y ya esta…no podía estar más equivocado, llegamos a las 6 de la mañana y no veo a nadie haciendo fila en la comisaria, y digo pues bien ¿no?, pues no, nos sale un amable policía que nos dice que solo dan 15 números y que como la gente pasaba la noche en la calle esperando hasta las 9 de la mañana, habían optado por darlos a las 12 de la noche, ya que les parecía inhumano esa situación, pero que en el resto de comisarias no lo hacían. Y nos dice que volvamos a las 12 de la noche para recoger el número y pienso, pues si están diciendo lo mismo al resto habrá que venir más pronto y vuelvo a las 8 de la tarde con la sorpresa de que ya no son 15 los números que dan sino 11, y ya estaban en la fila tantas personas como números. Al día siguiente todo avispado, le pido a una persona que me haga el favor y que vaya a las 5 de la tarde para asegurarme ser de los primeros y a las 8 que salgo del trabajo le hago el relevo, para mi sorpresa cuando llego a hacer el relevo me entero de que ha habido cambio de planes en la comisaria, la noticia se había filtrado en la prensa y lejos de tomar ejemplo el resto de comisarias les echan un rapapolvo a todos los policías de esta comisaria diciéndoles que los únicos responsables de dar los números son los funcionarios que abren a las9 y que no son quienes para dar los números. O sea que el que necesita el carnet urgentemente no le queda otro remedio que llevarse todo el kit, merienda, cena, saco de dormir, bocadillo, agua, revistas y si eres un crió como había alguno, tu consola. Llegar a las 5 de la tarde y hacer noche hasta las 9 de la mañana. Vergonzoso.

Es increíble que un país desarrollado como este, sucedan este tipo de cosas tercermundistas y tengamos dirigentes que puedan observar impasibles e incluso se olviden de que el contribuyente es un cliente al que hay que tratar con respeto porque son las mismas personas que les pagan el sueldo con sus impuestos, y que por un triste D.N.I. tengan que pasar la noche en vela esperando en la puerta de la comisaria porque necesites el documento para algo urgente como la presentación a la selectividad, el examen de conducir o simplemente para poderte ir de vacaciones. Se olvidan también que pese a la crisis hay caso de personas que al día siguiente tienen que ir a sus respectivos trabajos, claro sin dormir.

Dicen que no hay dinero para contratar a más personal, pero se habla en esta ciudad de obras millonarias como un nuevo estadio de futbol, prepararnos para ser ciudad de la cultura o un innecesario tranvía. Por favor gasten el dinero en cubrir los puestos de trabajo de los funcionarios que se encuentran de vacaciones o reforzar los servicios públicos que son necesarios para los contribuyentes.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario