Sociopolítica

En Córdoba también hubo elecciones.

Todo el país estaba como loco por las elecciones en Buenos Aires, y sobretodo en esa masa informe y poco clara que es el Conurbano que es capaz de imponerle Presidente al resto de esta tierra.

Hubo elecciones legislativas también acá, en la provincia de Córdoba, y los resultados son si bien no tan difundidos por todos lados como los del colorado y el tuerto, son mucho más interesantes para el análisis, y para el mismo voy a seguir con el formato pasado.

Los perdedores de la fecha:

  1. Schiaretti tuvo un candidato, Mondino, que no solamente salió tercero y cómodo, sino que de todos los gobernadores será el menos representado en el Congreso, no tiene un Senador y tiene un sólo diputado que le responde. Su gestión es un fracaso, y lo triste es que ni siquiera tiene tanta culpa. Se puso del lado del campo, y lo castigó el gobierno central cerrándole la canilla de fondos; viene con una historia extraña en Santiago del Estero, y encima es delfín de De la Sota que dejó fundida la provincia por su gasto público desmedido, y eso que ni hablamos del fraude de 2007. Se me ocurre que lo que le pasó a Schiaretti fue más voto castigo que otra cosa, Mondino tenía muy buena imagen en general por su trabajo como defensor del pueblo.
  2. Acastello era el Intendente de Villa María, coqueteó con el infierno y se quemó. Toda posible aspiración que tuviera se fue al caño pegándose al kirchnerato. Quedó cuarto y cómodo, y si hubiera habido más candidatos hubiera quedado más abajo. Córdoba odia al kirchnerismo, Córdoba es una provincia que vive del campo, y joder al campo es joder a toda Córdoba. Y si te juntas con el que quiso joder al campo, te ganas el odio de gran parte de esta provincia, y eso le pasó a Acastello, otro que hubiera tenido mejor suerte si hubiera elegido mejor junta.
  3. Néstor Kirchner, bueno, ya lo dije en el anterior, pero me encanta repetir por todos lados que este hijo de una gran puta es un cadáver político. Pero cuidado, los cadáveres pueden hacer daño todavía. Habrá que enterrarlo en ataúd de concreto y cabeza arriba pronto antes de que recupere la iniciativa.

Los Ganadores de la fecha:

  1. La UCR que renació de entre los muertos. Después de Mestre el partido de Alem e Irigoyen estaba en la lona, no podía ganar ni contra los Comunistas Nazi (ver los Simpsons) pero algo pasó, se revitalizó y ganó la elección para Diputados. Hay un resurgimiento del partido a nivel nacional de la mano de Cobos y Morales.
  2. Luis Juez ganó bien su elección para Senador. Es más fuerte como persona que en su partido, porque su partido perdió contra poco conocidos radicales. Se dio el gusto de ganarle a Schiaretti y a De la Sota, después del grosero fraude de 2007. Es un payaso que hace reír, pero de vez en cuando dice la verdad. ¿Ganó Juez o perdió Schiaretti por el fraude?, ya no importa, el tema es que De la Sota empieza a ver sus aspiraciones presidenciales muuuy lejanas, y eso siempre es bueno.

Algunas consideraciones finales:

Río Cuarto y Villa María son dos ciudades extrañas. Se creen más de lo que son, por eso votan a contramano del sentido común. En Villa María, ciudad que vive del campo, fueron en patota a votar a Acastello solamente para decir que tenían un senador de ahí salido, y en Río Cuarto parecido, ganó Mondino solamente porque De la Sota vive acá y es re fashion tener un ex gobernador viviendo por acá.

Si las dos ciudades más importantes de la provincia, después de la Capital, no cambian esta estúpida mentalidad de pueblo no sería raro que volviéramos al brutal fraude de 2007 para que De la Sota pueda seguir jugando al playboy rejuvenecido con plata de todos nosotros.

Releyendo antes de publicar, y conociendo el anterior, se me ocurre que esta elección trajo más perdedores que ganadores a nivel particular. A nivel general 40.000.000 ganaron y tendrán suerte, pero que hubo muchos castigados por imbéciles.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario