Economía

LA DEUDA EXTERIOR GRACIAS A ZAPATERO

Por cuanto opinan los que se dicen entendidos en economía y que no están cobrando de los pesebres públicos; el nefasto y devastador Zapatero, está endeudando a los españoles (los españoles somos la verdadera España) en grados ya incalificables; puesto que se dice que nuestros nietos o biznietos, aún estarán pagando las deudas que está acumulando este inútil gobernante; si es que para entonces sigue existiendo España como tal y no se ha convertido ya en, un enjambre de pequeños reinos de taifas, como ocurriera en la España medieval y cuando “los moros andaban por aquí como por  su casa”.

Yo ya soy bastante viejo, por tanto egoístamente debiera importarme un rábano, lo que tengan que padecer las generaciones  que me sucedan… pero como tristemente soy;  “hijo de la peor de todas las múltiples guerras civiles españolas” (nací en 1938) y como de familia empobrecida por aquellos terribles eventos; tuve que pasar “las de Caín”; hasta llegar a una situación económica y social bastante buena; pues siento amargura viendo lo que este mentado  inútil (y otros) han hecho con la economía tan boyante que gracias a  nosotros los viejos; recogieron… “limpia de polvo y paja”, a la muerte del  dictador Franco, que en lo de economía, les daba sopas con honda a todos estos manirrotos que como plaga nos cayeron tras su muerte… puesto que dejó, a la nación totalmente saneada y con  los sótanos del Banco de España, llenos de dinero internacional… “estos por vender han vendido  hasta gran  parte de las reservas de oro”.

Entonces y como si algo es imposible de  inventar, es la riqueza y bienestar; lo que tiene que para ser sólido, amasarse arduamente y con un tesón y afán de ahorro encomiables; se me ponen los pelos como escarpias, cuando pienso en el porvenir que les han preparado a las generaciones venideras e incluso a infinita cantidad de la que hoy vive o malvive ya, puesto que cuando estos escribo y pese a los maquillajes (camuflajes o engaños) estatales, la realidad es que España está ya en casi (o más) de cinco millones de parados y que aquí tenemos el doble del paro de la UE.

Por ello, por todo ello; cuando se publica por el Banco de España… que en el primer trimestre del año en curso (2009) la deuda estatal ya llega a la incalificable cantidad de 1,7 billones de euros y que esto ya equivale al 165 % del Producto Interior Bruto (PIB) o lo que es lo mismo pero más entendible para todos… “Que sólo para pagar esa deuda, los españoles tendríamos que estar  produciendo y sin cobrar un céntimo, la friolera de veinte meses”…  que serían más, puesto que esa deuda tiene que ser aumentada por los intereses oportunos y que estos, debido a la debilidad nacional (que también se la debemos al  inútil Zapatero) tienen que ser mucho  más altos que los que pagan los países que han sabido administrarse mucho mejor que España.

Sumemos a esta brutal deuda, la que se dice tienen en  el extranjero, bancos, cajas de ahorros (casi otro billón de euros) y ni se sabe cuántas grandes (es un decir) más; y que ni se sabe en realidad.  Debido a ello es la cesión de brutales cantidades que les ha tenido que arbitrar nuestro citado gobernante actual. Y ya ni sabemos que es lo que debemos los españoles, o qué es lo que ya queda de España, por  hipotecar.

Pensemos  igualmente que las corporaciones autonómicas, provinciales y municipales (Madrid se dice es el ayuntamiento más endeudado de Europa y no sé si del resto del mundo) están hasta el cuello y que alguna hay, que ya no puede ni pagar los sueldos a sus enchufados… que es lo que sobra en enormes cantidades en esta pobre España; pero que los que la están exprimiendo, no hacen ni asomos de intentos, de limpiar de parásitos y bajar impuestos, para que  el dinero en manos privadas y productivas, empiece a producir… todos los mentados, no han  hecho otra cosa que especular y endeudarse y a la vista están los resultados.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario