Sociopolítica

SEMANA AUTONÓMICA

El acuerdo se firmará, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, “de forma multilateral”, sin que se produzca un tratamiento diferencial. Todas las Comunidades “van a ganar”. El sistema será más equitativo. Será el modelo con más vocación de permanencia de los suscritos hasta el momento. “Va a ser un acuerdo justo, solidario y bueno para todas las comunidades, para Cataluña, pero también para el resto de las comunidades”, ha subrayado la vicepresidenta, antes de añadir que no se va a producir “ningún tipo de discriminación”. Hablamos del sistema de financiación de las Comunidades Autónomas: “Estados Republicanos del Reino de España”. No se crea que el considerar la vocación soberanista de las presidencias autónomas como demodés  es estar contra el Título VIII de la Constitución Española de 1978, que consagra el derecho de los territorios españoles a organizarse en Comunidades Autónomas, para mayor cercanía, en la toma de decisiones por tanto mayor conocimiento, de los acreedores del patrimonio público cual es la ciudadanía. Es sólo percibir una carencia en el discurso político. Este Reino no es de Montilla, siquiera de Griñán, ni del bien vestido President, el de la sonrisa fría constante, que es Camps. El Reino de España es de los españoles, que somos dignos no por quienes nos gobiernan, sino por los derechos que podemos ejercer.  Para construir posibilidades de dignidad personal participamos en la “gobernanza” de la municipalidad, porque el ruido, la oscuridad, la falta de flores o de agua, las colas sanitarias, las deficiencias escolares de ciudadanía, el empleo y la vivienda, todo lo que constituye el acerbo de derechos personales desde, al menos, 1948, los ejercemos en la ciudad, en el barrio, en la calle donde está nuestra casa y por donde van y vienen nuestros hijos, reales reyes del nostálgico porvenir, y ciudadanos del mundo, sin duda. Incluso en estos últimos meses, convencido Zapatero del impacto municipalista que ha de tener toda decisión política, se comprueba que los efectos positivos, que pudieran exigírsele “ab initio” al plan de Inversión local, han sido un 42% superiores a los previstos. De 278.000 empleos promovidos, la implementación de la política municipal los ha llevado a 400.000. Y lo han conseguido juntos 7.591 municipios. No 17 o 19. En esta prisa, conveniente para tener cerrado el acuerdo autonómico antes del 4 de agosto, de la financiación local no se oye nada. Debiera forjarse un “nuevo” discurso sobre la municipalidad y la ciudadanía participativa. No tanto sobre la diaconía autonómica.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario