Economía

PRISA busca socio, razón CUATRO (La fallida fusión entre Cuatro y la Sexta)

Prisa anda metida en graves problemas financieros debido a una deuda excesiva que ahora no puede amortizar y a la que no puede hacer frente con sus activos, ya que éstos lejos de revalorizarse se han desplomado bajo la tempestad de la crisis financiera.

Sus derechos televisivos en exclusiva para ofrecer el fútbol cobrando por ello se han esfumado con la aparición de la TDT de pago que aprobará el Gobierno para la presente temporada. Con ello Audiovisual Sport, una de las principales marcas de Prisa dejará de tener la exclusiva en este tipo de explotación y tendrá que luchar en competencia con Gol TV, la cadena de pago que presentará la Sexta en breve.

Además, las ventas de la prensa escrita son cada vez menores gracias a la preponderancia de los diarios online capaces de ofrecer noticias más inmediatas y opiniones más libres, con lo que El País, el buque insignia del grupo, también ha entrado en déficit.

En estas circunstancias la única salvación de Prisa sería vender alguna de sus marcas, lo cuál no está pudiendo hacer porque no hay compradores en el mercado con el suficiente poder adquisitivo, o fusionar alguna de ellas con otro operador similar.

La marca elegida para la fusión ha sido Cuatro, ya que es la que más atractivo puede tener para otros operadores, así como la que menos penetración tiene entre la audiencia del grupo.

El primer intento ha sido la fusión con la Sexta, la cuál parecía adecuada y beneficiosa para ambas partes, pero todo ha quedado en agua de borrajas debido a que ambas directivas querían mantener un peso mayor en la Dirección de la cadena resultante.

No es descabellado pensar que en breve puedan retomar las negociaciones ahora rotas, pero es improbable que lleguen a entenderse ya que ambas representan diferentes formas de entender la comunicación audiovisual, y ambas quieren mantener su seña de identidad.

Por tanto, Prisa tendrá que seguir rastreando el mercado y llamando a más puertas con el objetivo de captar a otros operadores que quieran fusionarse con Cuatro y relajar, en cierta medida, la situación dramática del grupo de comunicación.

La cuestión evidente es que Prisa necesita mover ficha si no quiere entrar en una situación dramática de difícil solución. Los próximos meses se presentan apasionantes.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario