Economía

El color del cristal (La confianza de los consumidores se sitúa en cifras de septiembre de 2007)

La mente humana es subjetiva, valga la redundancia, capaz de sacar algo positivo de la mayor de las catástrofes y de relativizar un éxito debido a un pequeño detalle negativo que en cualquier otra situación sería imperceptible.

La mente humana rige la confianza de los consumidores que es la que determina las acciones económicas que estos toman. Es la que decide si un consumidor compra ahora o luego, si ahorra todo o parte, o si decide endeudarse.

Y como vivimos en una economía de consumo el índice de confianza de los consumidores es esencial para determinar como va realmente la economía, a nivel microeconómico, es decir, al nivel del día a día, el que realmente nos afecta a todos en el corto plazo.

Pues bien, hoy hemos conocido que el índice de confianza de los consumidores ha crecido algo más de tres puntos, situándose en 79.5, un dato que no se alcanzaba desde septiembre de 2007.

Este dato nos dice que la economía ha comenzado a recuperarse, o no, pero los consumidores están percibiendo que sí, que ya hay síntomas de recuperación.

Y esta percepción de los consumidores es esencial porque no hay que olvidar que el funcionamiento de la economía depende, en parte, de las políticas económicas que se dictaminen, pero también depende, en gran parte, de las acciones de los ciudadanos.

Si los consumidores perciben que lo peor de la crisis ya ha pasado y que a partir de ahora todo irá a mejor comenzarán a consumir con lo que revitalizarán la economía y todo irá, efectivamente, mejor. Sin embargo, si los consumidores perciben que lo peor de la crisis está por venir comenzarán a consumir menos con lo que ralentizarán la economía y todo irá, efectivamente, peor.

Por ello los políticos se afanan en generar confianza, por encima de la eficiencia de sus políticas económicas, como bien te detallaba en mi artículo Cuestión de Confianza.

Todo depende, en definitiva, del color del cristal con el que se mire por lo que el buen dato del índice es alentador y arroja un rayo de esperanza a la crisis económica. Puede que los políticos no nos ayuden a salir pero nosotros, los ciudadanos, acabaremos saliendo de ella.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario