Más papistas que el Papa (Carrefour deja de facilitar bolsas de plástico a sus clientes)

0
50

La Tierra no le pertenece a nuestra generación, sino que es propiedad de todas las generaciones, pasadas y futuras, las que estamos aquí y las que están por venir, por ello tenemos la responsabilidad de dejarla en las mejores condiciones posibles para las próximas generaciones.

Por tanto tenemos la obligación moral de reciclar todos nuestros residuos y reducir el uso de aquellos elementos más dañinos para nuestro planeta, como pueden ser, por ejemplo, las bolsas de plástico.

Carrefour ha lanzado una campaña en contra de la utlización de la bolsa de plástico, la cuál ha sido recibida con escepticismo y rechazo por una gran parte del colectivo de consumidores de los Hipermercados franceses, que alega intereses económicos para dicha medida, como si ello fuera algo malo.

Hasta que no se demuestre lo contrario Carrefour es una empresa privada, no una ONG, por lo que cualquier decisión que tome estará orientada a incrementar sus beneficios o a reducir sus costes, eso es evidente e irrefutable.

Ahora bien, no se puede ser más papista que el Papa, y rechazar una medida beneficiosa para todos porque Carrefour vaya a salir beneficiado. Está claro que su cuenta de resultados mejorará, sí, pero también lo hará el mantenimiento de nuestro planeta.

Una bolsa de plástico tarda 400 años en degradarse en el ambiente y sólo el 10% de las que se utilizan en nuestro país se reciclan. Por tanto, debido a que no somos capaces de reciclar las bolsas de plástico que utilizamos la mejor solución es que no las utilicemos.

La conciencia ecológica en España es paupérrima, nos falta la educación medioambiental que sí tienen en el resto de países de nuestro entorno. Seguimos ofuscados en la búsqueda permanente de la comodidad a cualquier precio sin valorar el coste para las generaciones futuras, lo que nos lleva a rechazar medidas de este tipo.

Así que ya va siendo hora de que pensemos en los que están por venir y comencemos a reciclar y a utilizar nuestros recursos con responsabilidad, empezando por dejar de utilizar las bolsas de plástico.

¡Ojalá cunda el ejemplo de Carrefour!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here